Bolsamania

¿Por qué Gary Sinise no ha vuelto a dirigir nada desde la brutal “De ratones y hombres”?

El ganador del Nobel de Literatura John Steinbeck es un tipo cuyo talento está por encima de cualquier duda. A pesar de ello, lo cierto es que uno de sus grandes clásico siempre ha estado un poco en entredicho. Efectivamente, De ratones y hombres es una de esas obras tan idolatradas, como atacadas por ciertos sectores, ya que su lenguaje nunca ha sido del gusto de todos. Obra maestra en cualquier caso.

En el año 1992, Gary Sinise se lanzaba con una ambiciosa adaptación de la famosa obra. El popular actor (larga vida al teniente Dan de Forrest Gump) volvía a ponerse tras las cámaras después de hacer sus pinitos en la pequeña pantalla y de debutar en el largometraje con la fallida Más allá de la ambición. De ratones y hombres se plantaba en el Festival de Cannes con la vitola de peliculón, pero el esperado aplaudo unánime nunca se producía.

Efectivamente, la adaptación de un clásico de semejante calibre nunca es fácil. Muchos ya tenían su idea preconcebida de cómo debía ser todo, ya que el libro es incluso de lectura obligatoria en las escuelas de Estados Unidos. Así, la cinta se quedaba sin un impulso de la crítica que habría sido más que merecido. De hecho, el público le daba la espalda a una adaptación que incluso mejoraba la firmada por Lewis Milestone en 1939 y que incluso le valía la nominación al Oscar. Increíble que no estemos hablando de otro de los grandes clásicos de los 90 y que la carrera tras las cámaras de Gary Sinise terminase allí, hace más de 25 años.

Dos grandes amigos, Lennie (John Malkovich) y George (Gary Sinise) se encuentran en paro, en plena era de la depresión norteamericana, y con pocas posibilidades de conseguir trabajo debido al retraso mental de Lennie. Cuando son contratados en el Rancho Tyler ven como su vida progresa a pesar de la estricta supervisión de Curley (Casey Siemaszko), el desagradable hijo del jefe. Pero su mundo se tambalea cuando la insatisfecha esposa de Curley (Sherilyn Fenn) se convierte en víctima inocente de la compasión de Lennie, forzando a George a decidir entre su amistad o él mismo.

Un comentario