Bolsamania

Películas que hundieron una carrera (I)

La verdad es que nadie tiene la fórmula del éxito. Algunos proyectos que parecen condenados al fracaso, se convierten en grandísimos éxitos, mientras que otras cintas con todos los requisitos para triunfar, caen en el limbo de las obras fallidas. Este segundo caso es el más extendido entre los actores y directores que componen esta lista. Individuos que eligieron mal un papel o directores que confiaron erróneamente en un proyecto, pero no son estos los único motivos que han condenado al desastre a algunas carreras. El encasillamiento o el agravio comparativo tampoco son buenos compañeros. En todo caso, aquí les dejamos con esas películas que marcaron fatídicamente las vidas de muchas estrellas.

Halle Berry y “Catwoman”: Tras lograr el Oscar a la Mejor actriz contra todo pronóstico gracias a la cinta “Monster’s Ball”, la carrera de Halle Berry pintaba como una de las más prometedoras de todo Hollywood. Nada más lejos de la realidad. Salvo el éxito de las películas de “X-Men” la cosa empezaba tener mal aspecto. Es entonces cuando Berry toma la peor decisión de su carrera: interpretar a “Catwoman” en la película homónima. La lamentable obra acabaría con la carrera de la actriz de forma fulminante. El que haya sabido algo de la actriz desde entonces, rogamos que contacte con su familia, por favor.

1

Los hermanos Wachowski y “Speed Racer”: Tras el enorme éxito logrado con la trilogía de “Matrix”, los hermanos Wachowski decidieron hacer de “Speed Racer” un nuevo éxito de épicas proporciones. Los directores que habían reinventado el cine en lo que a efectos visuales se refería, ponían todos los focos de Hollywood en sus cabezas con la adaptación de la popular serie de animación japonesa “Speed Racer”, pero la cinta se quedaría lejos de lo esperado. Lo que en “Matrix” era una revolución visual, en “Speed Racer” se convirtió en una horterada empalagosa. Esto se tradujo en unas pérdidas de casi 120 millones de dólares y en la pérdida absoluta de crédito por parte de los directores.

Speed Racer

Val Kilmer y “Batman Forever”: “Top Gun”, “Willow”, “The Doors”, “Heat”… El destino parecía tener reservado algo mejor para Val Kilmer. Nada más lejos de la realidad. No nos vamos a engañar. Val Kilmer nunca fue un gran intérprete, pero por alguna razón atravesó una buena etapa de éxito hasta que llegó la cinta de Joel Schumacher “Batman Forever” (1995). Kilmer interpretaba al protagonista (Batman /Bruce Wayne) en esta infame adaptación de las aventuras del hombre murciélago. Alguien tenía que pagar por ese desastre y el elegido no fue otro que Kilmer. A pesar de múltiples intentos por recuperar su estatus, la carrera del actor terminó en las húmedas calles de Gotham.

3

John Travolta con “Staying Alive” y “Campo de Batalla: la Tierra”: Toda una eminencia en esto de hundir su carrera. Hasta en dos veces lo logró el actor de “Grease”. Tras el rotundo éxito cosechado con el mencionado musical y con “Fiebre del sábado noche”, John Travolta se pasaba de rosca en la cinta dirigida por Sylvester Stallone “Staying Alive” (1983). El fracaso de crítica y público fue sonado, condenando a Travolta a un cruel olvido de más de diez años hasta que apareció Quentin Tarantino para rescatarlo. Su papel de Vincent Vega en la magnífica “Pulp Fiction” puso de nuevo al actor en lo más alto del panorama cinematográfico. Llegan los tiempos de “Phenomenon”, “Michael”, “Cara a Cara”, “Mad City” o “Primary Colors”, todas ellas cintas de éxito que precedieron a la infame “Campo de Batalla: la Tierra”. La obra se convirtió en un nuevo pasaporte a la ruina y en otro periodo de ostracismo. A día de hoy, Travolta parece recuperarse de nuevo en un ejercicio de paciencia infinita. La duda está en saber cuando volverá a inmolarse.

4

Jim Caviezel y “La Pasión de Cristo”: Curioso caso el de Caviezel. Cuando Mel Gibson llamó a su puerta para interpretar el papel de Jesucristo en la que sería su próxima película poco podía imaginar que su carrera estaba a punto de hundirse. Si entonces no lo sospechaba, menos podía intuirlo cuando la cinta se convirtió en el gran éxito de aquel año 2004 tras recaudar veinte veces lo que había costado (611 millones de dólares recaudados frente a los 30 que costó). Con lo que no contaba es con que a ciertos sectores del mundo judío la cinta no les agradó en exceso y, si tenemos en cuenta que Hollywood está controlado por judíos ya pueden imaginarse el resultado. Jim Caviezel desapareció y poco más se supo de él.

5

 

11 comentarios