Bolsamania

Pánico en la escena: 6 actores que sangraron por su personaje (Parte I)

25

Parece que no, pero esto del cine tiene sus complicaciones. Los protagonistas de nuestra lista de hoy son bien conscientes de ello, ya que acabaron algunas de sus escenas más famosas en la sala de espera de un hospital. Complicadas coreografías, golpes contra el decorado, excesiva pasión en la interpretación o el mal genio de los animales con los que compartes reparto. Todo puede pasar en un rodaje como podréis comprobar a continuación.

– Viggo Mortensen en “Las dos Torres”: La trilogía de “El Señor de los Anillos” seguramente fuese el rodaje más prolífico en cuanto a lesionados por metro cuadrado. Una de las víctimas sería el mismísimo Aragorn, en su uso del pie de Viggo Mortensen. En un momento de “Las Dos Torres”, el personaje llega a una montaña de cadáveres calcinados. Al reconocer un cinturón entre la pira, el heredero de Gondor golpea con violencia un casco que hay en el suelo. en ese momento el actor se lanza de rodillas al suelo y lanza un salvaje grito. No es de extrañar, ya que se acababa de romper dos dedos del pie.

 

 

– Channing Tatum en “Foxcatcher”: La hipnótica cinta de Bennet Miller es una de las mayores maravillas que hemos visto en años. Gran parte de la culpa la tienen las entregadas interpretaciones de Steve Carell, Mark Ruffalo y Channing Tatum. de hecho, fue este último el que protagonizó un aparatoso incidente. en una de las secuencias más famosas de la cinta, el personaje de Tatum empieza a golpear un espejo con la cabeza. Tan fuerte golpeó el actor que terminó por romper el espejo, el mueble de detrás y su propia frente. Esto no impidió que siguiese rodando.

 

 

– Jim Caviezel en “La Pasión de Cristo”: Desde luego lo de Jim Caviezel en el rodaje de Mel Gibson si que fue un calvario. Para dotar de realismo a la cruz que debía arrastrar, el peso de la misma se hizo cercano a lo real, lo que supuso que el intérprete se dislocase el hombro mientras cargaba con ella. Por si esto fuese poco, durante el sermón en el monte de los olivos un rayo le cayó encima. Con lo bien que habría estado en su cama el pobre Jim…