Murieron en pleno rodaje: Heather O´Rourke y la maldición de “Poltergeist”

Todavía con mal cuerpo después de pasarnos por el rodaje de “En los Límites de la Realidad” para analizar la macabra muerte de Vic Morrow, hoy nos vamos a uno de esos rodajes considerados como malditos con la muerte de Heather O´Rourke, la famosa niña de “Poltergeist”.

3

Heather O´Rourke (“Poltergeist III”, 1988)

Debutó en esto del cine con tan solo 3 años, pero a los 6 ya era mundialmente famosa gracias a su papel de Carol Anne en la cinta de terror, “Poltergeist”. La pequeña Heather O´Rourke tenía un brillante pelo rubio, ojos azules y una cara angelical que, en un primer momento no lograron conquistar al equipo de casting de “Poltergeist”. De hecho, fue rechazada en la prueba, pero el destino le tenía guardada una sorpresa. Al salir del casting, la pequeña se sentó a esperar la llegada de de su madre, cuando Steven Spielberg (el productor de la cinta) se le acercó. “¿Cómo te llamas?” le preguntó el famoso director, a lo que la niña respondió “Me llamo Heather, pero no hablo con extraños?”. Fascinado por la forma de hablarle de la pequeña y poco acostumbrado a recibir respuestas de ese tipo, el ya famoso director ordenó una segunda prueba a la pequeña que le otorgaría definitivamente el papel.

El rodaje de “Poltergeist” catapultó a la fama a la precoz niña. Imponente actriz a tan corta edad, los proyectos le llovían. La secuela de “Poltergeist volvía a ser un éxito y así llegaba la tercera entrega. Constantes malestares durante el rodaje llevaron a la pequeña a requerir en varias ocasiones asistencia sanitaria. Finalmente se le detectó una extraña enfermedad causada por un parásito. Posteriores diagnósticos y tratamientos se iban sucediendo un día tras otro hasta que, erróneamente se le detectó la enfermedad de Crohn, paro la que la pequeña empezaría a tratarse con cortisona. Cuando parecía que Heather comenzaba a recuperarse, la joven caía desmayada mientras desayunaba y todavía en pleno rodaje. Un fallo cardíaco subsiguiente a una obstrucción intestinal acababa con su vida el 1 de febrero de 1988. Ningún doctor fue capaz de detectar que lo que realmente sufría la pequeña era una mera obstrucción del aparato digestivo. Así, la autora de aquella inolvidable frase de “Ya están aquí…” fallecía dramáticamente con solo 12 años de edad antes de acabar el rodaje de “Poltergeist III”.

2 Comments

  1. José María Muñoz Polonio septiembre 22, 2014
  2. Teff Conejito Kaulitz noviembre 19, 2014
  3. Pingback: Estos son los actores de tu infancia que murieron y ni te avisaron | RED.LAND agosto 19, 2017