Bolsamania

Mickey Rourke, absolutamente irreconocible tras su última cirugía facial

14

Nuca habíamos visto semejante escabechina.  “Sex symbol” de los 80 y principios de los 90, la vida de Mickey es una triste historia. Al ver como su trayectoria como actor empezaba a decaer, “el bello” Mickey Rourke iniciaría una carrera como boxeador que solo le serviría para desfigurar su rostro a base de golpes. Tratando de recuperar su aspecto operación tras operación, la imagen de Rourke se deterioraría hasta mostrar el aspecto con el que nos familiarizábamos estos últimos años.

Algo había en la mirada del nuevo Mickey Rourke. Una especie de nostalgia o tristeza hacía que el actor llegase a nuestros corazones con una ternura especial. De hecho, esa mirada estaba a punto de valerle el Oscar por “El Luchador”. No quedaba ni rastro del apuesto tipo, pero el talento seguía en el mismo lugar de siempre. Había vuelto la estrella.

Lo que pasa es que el actor nos tenía una nueva sorpresa reservada. Incapaz de asumir su nuevo y poco agradable aspecto, Rourke decidía volver a pasar por el quirófano, en una decisión cuyas consecuencias acabamos de comprobar.

15

Tras varios años adaptándonos al nuevo rostro del actor, resulta que ahora luce absolutamente diferente, pero la mejora ha sido nula. Su última aparición pública ha dejado a todo el mundo absolutamente asombrado, ya que el Mickey Rourke 3.0 ha vuelto a empeorar a su anterior versión.

Un comentario