Matt Damon se sigue tirando de los pelos por perder este papel

Ya me gustaría a mi ser igual de tonto y mal actor que Matt Damon pero hay que reconocer que en su carrera, llena de éxitos, hay un gran agujero negro no por algo que hizo mal si no por algo que rechazó. Y lo sabe, tanto que recientemente ha declarado “Me gusta el hecho de que puedo afirmar con orgullo que soy el actor más tonto de todos los tiempos. Soy el peor hombre de negocios” en una entrevista reciente en la que explicó que rechazó formar parte de Avatar , la segunda película más taquilleras de la historia del cine (después de Vengadores: Endgame).

En una entrevista reciente, el actor explicó que James Cameron le ofreció en su día recibir el 10% de las ganancias de Avatar si aceptaba el papel protagonista para interpretar a Jake Sully.  Si hubiese aceptado habría ganado 250 millones de dólares ya que la película acumuló más de 2.700 millones de dólares en taquilla. “Pues no me vendrían nada mal”, bromeó Damon.

Pues a mi tampoco…