Bolsamania

Malas elecciones: 12 actores que reniegan de sus películas (Parte III)

 

4. Mark Wahlberg por “El Incidente”: La primera vez que M. Night Shyamalan nos decepcionaba era en una película que comenzaba a lo grande, pero iba decayendo al mismo ritmo que la carrera del director. Su protagonista, Mark Wahlberg le dedicaba estas palabras: Una vez estaba comiendo con Amy Adams y nos pusimos a hablar de una película horrible en la que yo había trabajado. No quiero decir cuál. Bueno vale al carajo era El incidente. Ya lo he dicho. Tío los putos arboles y las plantas. Qué mierda. Eso me pasa por intentar hacerme pasar por profesor de ciencias naturales.”

63

 

3. Kate Winslet por “Titanic”: Cuando una cinta logra once Oscars, se convierte en la segunda más exitosa de la historia y catapulta tu carrera, parece atrevido eso de guardar un mal recuerdo de la misma. Sin embargo, a Kate Winslet no le tiembla el pulso para declarar: “Estoy muy descontenta con mi mi actuación, sobre todo con ese horrible acento estadounidense que puse. Lo cierto es que escucho “My Heart Will go on” y me dan ganas de vomitar”.

64

 

2. George Clooney por “Batman y Robin”: La cinta de Joel Schumacher ha logrado el complicadísimo hito de hacer que todos sus protagonistas renieguen del filme. George Clooney, el hombre que pasará a la historia por ser el Caballero Oscuro con bat-pezones lo recuerda así: “Pensé que sería una franquicia exitosa, ya que la última entrega fue un éxito. Batman es de las cosas más rompedoras que he hecho y cambió completamente mi carrera, aunque fue floja y yo también lo estuve. Era una película difícil, no sé cómo podría haberlo hecho de un modo distinto.”

65

 

1. Alec Guinness por “Star Wars”: El magnífico intérprete británico no se cortaba ni un pelo al referirse a su emblemático papel de Obi Wan Kenobi para “La Guerra de las Galaxias”. Suena a locura, pero es cierto: “Aparte del dinero, me arrepiento de haber hecho esta película. Me parecen bien, pero no es el trabajo de un actor. El diálogo, que es lamentable, va modificándose y sólo mejora vagamente, y me veo a mí mismo viejo y sin conexión con la gente joven.”

66