Bolsamania

Los 8 grandes fracasos de Marvel (Parte I)

 

Desde hace unos años, las adaptaciones cinematográficas de personajes de Marvel son sinónimo de éxito en la taquilla. Tanto creativa, como económicamente, las películas nacidas de las viñetas de la popular cabecera han conseguido convertirse en la gran referencia de público e industria. Desde “Iron Man” a “X-Men”, pasando por “Los Vengadores” o “Los Guardianes de la Galaxia”, todo lo que tocan los personajes dibujados se convierte en oro. Pero Marvel también tiene su pequeña nómina de fracasos. Si no, atentos a esta lista:

8. Spider-Man 3 (2007): A sam Raimi le dieron un auténtico pastizal para afrontar la tercera entrega de las aventuras de Spider-Man, pero la cosa no salió muy bien. Después de la sensacional “Spider-Man 2”, el director perdió la cabeza en este batiburrillo de destrucción y villanos. Cinta elaborada a trazo grueso que se hace tan larga, como tediosa. La broma le costaría a Raimi el fin de su querida franquicia.

5

7. The Punisher (2004):  El antihéroe por excelencia. Frank Castle es un tipo cargado de rencor que se dedica a castigar a quien hace daño a inocentes. Tanto es así que en las viñetas de Marvel resulta un hombre poco respetado por el resto de superhéroes. Aquí Thomas Jane pone su cara de palo al servicio de una empresa que fracasa al ritmo de un guión nefasto y chistes lamentables. Ni rastro de ese tipo de moral distraída que tanto nos gusta.

6

6. Elektra (2005): Alguna mente brillante consideró que como “Daredevil” había “molado” tanto, lo propio era rescatar a uno de sus personajes para protagonizar su propio spin-off. Seguro que todavía hubo quien se sorprendió de que la cinta fuese tan sumamente aburrida y previsible. Al menos se pueden consolar con el hecho de que no les salió una cinta peor que “Daredevil”

7

5. Blade: Trinity (2004): Parece que la llega de “Deadpool” será redentora, pero lo cierto es que Ryan Reynolds se ha convertido en el gafe oficial de las películas de superhéroes. Si es cierto que otorgarle todo el “mérito” de la horrible tercera entrega de “Blade” sería injusto. Nadie se salva de la quema en una secuela que vino a empañar la hasta entonces impecable adaptación cinematográfica del personaje.

8

2 comentarios