Los 6 mayores fracasos económicos del cine de superhéroes (Parte 1)

Hoy son auténticas minas de oro, pero no siempre fue así. Hace no demasiado, lo de lanzarse con una película de superhéroes resultaba una empresa realmente arriesgada. En estos días en los que la calidad de las películas es enorme y las salas se llenan por todo el mundo, parece imposible imaginar un tiempo en el que los patinazos eran lo más habitual. De hecho, atentos a los que son los 6 mayores fracasos económicos de la historia del cine de superhéroes.

Catwoman: Uno de los más ilustres patinazos creativos y económicos. Halle Berry llegaba con su Oscar debajo del brazo para firmar lo que prometía ser un gran éxito de taquilla. Y es que el papel de Wonder Woman le venía al pelo. Ya no es que la película fuese horrorosa, sino que también se llevaba un auténtico batacazo en taquilla con 100 millones de dólares invertidos y 82 recuperados.

Jonah Hex: Josh Brolin es de esos tipos que ha conseguido la redención en el cine de superhéroes. Su Thanos en Marvel o el papel de Cable en Deadpool han servido para que el público olvide esa infamia titulada Jonah Hex. El comic de DC, lejos de lucir esplendoroso en la gran pantalla, caía a los infiernos. 47 millones de dólares invertidos y 11 recaudados es algo que lo dice todo.

Aeon Flux: Todo lo que hace Charlize Theron no interesa… o casi todo. Una de las actrices más brillantes y carismáticas de las últimas décadas se lanzaba al mundo de los superhéroes con una película mala a rabiar. El público no pasaba por alto la infamia, castigando a un filme que costaba 63 millones de dólares y que recuperaba poco más de 52.