Bolsamania

Los 25 mejores finales de la historia del cine (Parte II)

15. Sin Perdón: Clint Eastwood dirige y protagoniza la gran película de su carrera, obra cumbre del género western en su vertiente crepuscular. Tras muchos minutos sin encontrar ni rastro del mítico pistolero y asesino William Munny, del que no se para de hablar durante todo el filme, la última secuencia de la película nos enfrenta cara a cara con la leyenda. La lluvia cae en las calles. Los hombres de “Little Bill” (Gene Hackman) se emborrachan en el salón. Munny irrumpe en la estacia con su rifle en las manos. Ellos son una decena. Él es un solo hombre, pero no le tiembla ni un solo músculo. Levanta su arma y…

14. Psicosis: Seguramente la mejor obra del que probablemente sea el director más influyente del Siglo XX, Alfred Hitchcock. En “Psicosis” nada funciona según el paradigma. Las reglas narrativas mueren de la misma manera en que su protagonista lo hace a la mitad del metraje. Está claro que el bueno de Norman (Anthony Perkins) y su madre guardan oscuros secretos en esa lúgubre y misteriosa casa de la colina, pero nuetra imaginación jamás podría habernos llevado a tan macabra conclusión.

2
13. Infiltrados: Después de innumerables intentos, el bueno de Martin Scorsese se llevaría finalmente el Oscar en 2006 gracias a este brillante ejercicio cinematográfico llamado “Infiltrados” y, en gran medida por un final que todavía nos tiene en estado de shock. El agente Costigan (Leonardo DiCaprio) se infiltra en la banda del famoso mafioso Frank Costello (Jack Nicholson) en busca del hombre de Costello que está infiltrado en la policía, Sullivan (Matt Damon). Ambos saben de la existencia del otro, pero desconocen su identidad. Tan complicado juego no podría terminar de manera más sorprendente. Imprescindible cinta e imprescindible final.

3
12. Oldboy: Nada tiene sentido. Dae-su Oh (Min-sik Choi) fue secuestrado un día, confinado en una celda y ahora, quince años después es liberado. Él ignora los motivos y la identidad de sus secuestradores. Nosotros también. Lo único claro es que tiene un tiempo limitado para encontrar respuestas al precio que sea. El desasosegante y desconcertante relato nos regalará en su final las respuestas que tanto deseabamos, pero no las que esperabamos.

4
11. La vida es Bella: La fábula escrita, dirigida y protagonizada por el entrañable Roberto Benigni nos ofrece, sin lugar a dudas uno de los grandes finales de nuestra lista. Su entrañable Guido, dispuesto a mantener la ilusión y la felicidad de su hijo pese a estar ambos recluidos en un campo de concentración, nos ofrece una secuencia de cierre que pase el tiempo que pase, nunca lograremos eliminar de nuestra memoria.

5
10. La Guerra de las galaxias. Episodio V: El Imperio Contraataca: La mítica saga galáctica alcanza su punto álgido en el final de este “Episodio V”. El esperado enfrentamiento entre Luke Skywalker (Mark Hamill) y Darth Vader se complica para el joven Jedi que ha perdido su sable laser, su mano y se encuentra a merced del aterrador Sith. Skywalker está preparado para afrontar la muerte, pero no la revelación que está a punto de escuchar.

1
9. Saw: Magnífico thriller de terror el que se saca de la manga James Wan en el año 2004. Padre de otras maravillas del género como “Insidious” y la reciente “Expediente Warren”, con esta primera entrega de “Saw” crea una escuela que muchos llevan bastante tiempo tratando de imitar. Dos hombres atrapados en una habitación, encdenados cada uno a un lado y separados por un cadaver. ¿Las preguntas? Muchas. ¿Las respuestas? Al final ¿Estánpreparados para esas respuestas?

3
8. La niebla (2007): Seguramente nos encontremos ante una de las películas de terror más hábiles e interesantes de los últimos años. Frank Darabont dirige esta cinta con tintes de serie B, basada en la novela de Stephen King para deleite de todos los fans del género, si bien la obra se ganará el recuerdo eterno por ese final en el que Thomas Jane deberá decidir que hacer: están encerrados enun coche. No hay esperanza para ellos. Tienen una pistola y hay balas para todos, menos para uno. Imagínense.

2
7. Blade Runner: “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser.Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”. Poco más se puede añadir a esta secuencia inolvidable y a las palabras del replicante Roy (Rutger Hauer), pero todavía queda un nuevo golpe de efecto con el unicornio de papel en la puerta de Deckard (Harrison Ford). Simplemente brillante.

4
6. El Padrino: En la trilogía de Francis Ford Coppola todo es grandioso, pero si con una secuencia nos quedamos es con el magnífico final de su primera entrega. Michael Corleone acaba de coger el peso de su familia tras la muerte del “Don” (Marlon Brando). Muchos dudan de su determinación o aptitud para tomar el relevo de su padre y los más incautos le consideran un hombre débil, pero la sangre de los Corleone hierve dentro de las venas de Michael y el bautizo se su primogénito será el momento ideal para demostrar que la familia está a salvo en sus manos.

5

 

9 comentarios