Bolsamania

Las escenas más tristes del cine: “Titanic”

Jack (Leonardo DiCaprio), un joven artista, gana en una partida de cartas un pasaje para viajar a América en el Titanic, el transatlántico más grande y seguro jamás construido. A bordo conoce a Rose (Kate Winslet), una joven de una buena familia venida a menos que va a contraer un matrimonio de conveniencia con Cal (Billy Zane), un millonario engreído a quien sólo interesa el prestigioso apellido de su prometida. Jack y Rose se enamoran, pero el prometido y la madre de ella ponen todo tipo de trabas a su relación. Mientras, el gigantesco y lujoso transatlántico se aproxima hacia un inmenso iceberg. 

Atended a estas gotas de sabiduría que os voy a regalar: Nunca os enamoréis de una acaparadora egoísta. Puede darse el caso de que, como le pasó al lerdo de Jack (Leo DiCaprio) te encuentres con que la mocita en cuestión no te deje un hueco en la tabla “salvavidas” cuando se hunde tu barco, que acabes más congelado que Walt Disney y que nos tengas llorando dos horas después del final de Titanic. El chico es un romántico, pero se conoce que cogió frío ahí en el agua…