Bolsamania

Las 8 claves con las que Heath Ledger convirtió en leyenda a su Joker (Parte II)

 

5. La mirada: El nivel de psicopatía de este Joker alcanzaba niveles únicos. Un factor determinante a este respecto resultaría el hecho de que el personaje nunca mirase a sus víctimas antes de ejecutarlas. Lejos de obedecer a una cuestión de conciencia, el rasgo mostraba la irrelevancia del villano de Gotham hacia todas las vidas que destruía.

23

 

6. El Maquillaje: El ya mítico maquillaje lucido por El Joker sería obra exclusiva del intérprete. Ledger pasaría días buscando la imagen idónea para la empresa. de hecho, el actor consideró que debía cubrirle también las manos y que debía tener manchas, la que se suponía que el propio personaje se maquillaba a si mismo. El diseño sería aprobado con entusiasmo por director y producción. Todo un acierto.

24

 

7. El incierto pasado: Pese a las incógnitas que plantea el origen de El Joker, la mayoría de los actores trata de buscar un origen o una motivación a su personaje, sea este relevante o no para la película. Sin embargo, Ledger quiso apostar por el caos incluso en el propio pasado del personaje. El actor se inventó cada una de las distintas explicaciones a las cicatrices de su boca que podemos escuchar en el filme.

25

 

8. Insomnio: Ledger era incapaz de dormir. Hasta tal punto llegaría la situación que una dosis descontrolada de somníferos acabaría con su vida. Muchos achacan su incapacidad para dormir a la perturbación que le supuso su recreación de El Joker. En la mirada del intérprete y su postura se puede apreciar también el desgaste físico que sufría en aquellos días ante la falta de sueño. Otro elemento más para crear al personaje perfecto.

26

 

(Parte I)

 

2 comentarios