Bolsamania

Las 25 mejores películas de 2018 (Parte II)

20. El día del soldado:  Cuando te enfrentas a la secuela de una cinta tan brutal como sicario, parece casi imposible que puedas tan siquiera acercarte al nivel de la antecesora. Sin embargo, a Stefano Sollima no le temblaba el pulso, devolviéndonos a la lucha contra el enemigo invisible (llámese ISIS, llámese cartel) de una forma todavía más sucia y cruenta que en el anterior filme. Todo un acierto.

19. The Florida Project: Crudísimo retrato de un lado del mundo que parece haber sido olvidado por todos. Para colmo, Brooklynn Prince, Willem Dafoe y Bria Vinaite están imperiales. Una niña de 6 años y sus amigos pasan el verano en un pequeño motel muy próximo a Disneyworld, mientras sus padres y el resto de adultos que les rodean sufren aún los efectos de la crisis. 

18. Vengadores: Infinity War: el mayor éxito económico del año. Pese a que el ejercicio de reunir a más de sesenta personajes emblemáticos de Marvel se antojaba una empresa de difícil éxito, lo cierto es que los hermanos Russo daban una lección narrativa de gran calibre. todo funcionaba a la perfección en la mayor cinta de superhéroes de la historia. La guerra contra Thanos está siendo cruenta, pero todavía queda un asalto.

17. Los archivos del Pentágono: En un tiempo en el que el feminismo al fin se abre paso, Steven Spielberg nos ofrecía un filme brillante y cargado de significado. Como siempre, el maestro volvía dejar claro que lo suyo va mucho más allá. sutileza y talento a raudales al servicio de una película que va atrapándonos poco a poco. Por si no fuese suficiente, Meryl Streep y Tom Hanks están inmensos.

16. Todos lo saben: Cuando Ashgar Farhadi se pone tras las cámaras, siempre ocurren cosas buenas. El director iraní se plantaba en España con sus dos Oscars bajo el brazo para construir una suerte de thriller en la que los personajes, los rasgos de nuestra tierra y los secretos que toda familia alberga se van imponiendo a cualquier otra cosa. Si a eso le añadimos un plantel de actores que quita el sentido, poco más hay que añadir.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.