Bolsamania

Las 20 mejores películas de 2019 (Parte 2)

15. Midsommar: Después de dejarnos noqueados con la enfermiza, oscura y aterradora Hereditary, Ari Aster vuelve a dejarnos un mal cuerpo terrible. Una pareja estadounidense que no está pasando por su mejor momento acude con unos amigos al Midsommar, un festival de verano que se celebra cada 90 años en una aldea remota de Suecia. Lo que comienza como unas vacaciones de ensueño en un lugar en el que el sol no se pone nunca, poco a poco se convierte en una oscura pesadilla cuando los misteriosos aldeanos les invitan a participar en sus perturbadoras actividades festivas.

14. En los 90: Pues resulta que Jonah Hill es también un director genial, lo que queda demostrado de sobra con este encantador y realista retrato del salto de la infancia a la adolescencia. Stevie, un chico de 13 años que vive en el Los Ángeles de los años 90, pasa el verano lidiando con los problemas de su vida doméstica y divirtiéndose con su nuevo grupo de amigos, que ha conocido en una tienda de skate. 

13. Érase una vez en… Hollywood: Cada vez que Quentin Tarantino se pone tras las cámaras ocurre algo sensacional y esta no iba a ser la excepción. Hollywood, años 60. La estrella de un western televisivo, Rick Dalton (DiCaprio), intenta amoldarse a los cambios del medio al mismo tiempo que su doble (Pitt). La vida de Dalton está ligada completamente a Hollywood, y es vecino de la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate (Robbie) que acaba de casarse con el prestigioso director Roman Polanski.

12. Mujercitas: Greta Gerwing nos tiene encandilados. Tras la sensacional Lady Bird, la actriz y directora se lanza con una adaptación de la famosa novela de Louisa May Alcott que le sale redonda. Amy, Jo, Beth y Meg son cuatro hermanas adolescentes que se embarcan en unas vacaciones con su madre, pero sin su padre, un evangelista itinerante. A medida que atraviesan el estado de Massachusetts, sumido en plena Guerra Civil, descubren el amor y la importancia de los lazos familiares. 

11. Dolor y gloria: Pedro Almodóvar recordándonos por qué es uno de los mejores directores de la historia de nuestro país y una figura a nivel mundial. Esta suerte de autobiografía narra una serie de reencuentros en la vida de Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso. Algunos de ellos físicos, y otros recordados, como su infancia en los años 60, cuando emigró con sus padres a Paterna, un pueblo de Valencia, en busca de prosperidad, así como el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los 80, el dolor de la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y palpitante, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine, y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando. “Dolor y Gloria” habla de la creación, de la dificultad de separarla de la propia vida y de las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de volver a escribir.