Bolsamania

Las 15 peores secuelas de la historia del cine (Parte I)

6

Vale. Aceptamos que esa afirmación de que “segundas partes nunca fueron buenas” no es del todo cierta, como demostrábamos en nuestro artículo “segundas partes que si fueron buenas”. En cualquier caso, son demasiadas las muestras de que la afirmación es dolorosamente correcta. Si no, atentos a nuestra lista de “las 15 peores secuelas de la historia del cine”.

15. Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Steven Spielberg, 2008): Irreconocible el espíritu de nuestro querido “Indi” en semejante estupidez. A Shia LaBeouf dan ganas de mandarlo al Templo Maldito para su sacrificio. Eso te pasa por dejarle diseñar la historia a George Lucas, querido Spielberg.

1

 

14. Matrix Reloaded (Andy y Lana Wachowski, 2003): A mi que me digan lo que quieran, pero esto no es ni medio normal. Después de crear escuela con “Matrix”, todavía no entendemos que pinta esta secuela. Encima de aburrida, se cree a si misma como un alarde intelectual sin parangón. Y todavía llegaría la tercera…

2

 

13. El Nuevo Karate Kid (Christopher Caine, 1994): Se podrían morir todos en esta secuela de “Karate Kid” y a nadie le importaría. Ni una jovencita Hillary Swank pudo salvar este cruce entre “Mentes Peligrosas” y “El furor del Dragón”.

3

 

12. 2010: Odisea Dos (Peter Hyams, 1984): Por mucho que se empeñen en convencernos de lo contrario, la secuela de la cinta de Kubrick es un auténtico rollazo. ¿A quien se le ocurre emular al maestro?

4

 

11. Batman y Robin (Joel Schumacher, 1997): ¿Por donde empezar? Una buena opción sería comenzar por los “Batpezones” del “Bat-traje”. Tampoco estaría mal hablar de lo cutre de las “batescenas de acción” o de lo lamentable de los “Batvillanos” y la “Batestética”. El amigo Joel Schumacher se empeñó en darle un golpe mortal a “Batman” del que creímos que nunca se recuperaría hasta que Nolan obró el milagro.

5

 

10 comentarios