Bolsamania

Las 12 series españolas más desastrosas de los últimos años (Parte I)

Parece que está costando más de la cuenta. Pese a que el resto del mundo asiste al florecimiento de la edad de oro de las series de televisión, lo cierto es que en nuestro país nos encontramos con que la cosa no termina de despegar. Cierto es que hay excepciones como El Ministerio del Tiempo o Fariña, pero seguimos esperando un repunte que no llega.

Por el camino hemos dejado producciones absolutamente desastrosas y que siempre tendrán un lugar de honor en las listas de los mayores fiascos de nuestra televisión. Seguro que todos le dedicamos unos cuantos minutos de nuestras vidas a alguna de estas 12 fallidas ficciones. Atentos.

12. Toledo, cruce de destinos: En la televisión patria somos muy de coger una moda y exprimirla a lo bestia. Allá por el año 2012 atravesábamos una fiebre de ficciones de época. Así, Juan Diego, Maxi Iglesias, Álex Angulo o Patricia Vico se subían a un tren que descarrilaba en 13 capítulos. Aventuras, romances e intrigas palaciegas ambientadas a finales del siglo XIII, durante el reinado de Alfonso X el Sabio. El honor, los pactos secretos y las pasiones que rompen barreras tienen como telón de fondo la convivencia y los choques culturales entre cristianos, musulmanes y judíos.

11. Cheers: Alberto San Juan, Antonio Resines, Alexandra Jiménez y Pepón Nieto no fueron suficientes como para salvar los peores guiones que hemos visto en mucho tiempo. La adaptación de la popular serie de Ted Danson se saldaba con nulo encanto y un intento tras otro de gags, bromas y situaciones carentes de cualquier tipo de humor. 7 episodios fueron el pobre balance final de este desastre.

10. Gominolas: En el año 2007, el canal Cuatro se lanzaba con una se sus primeras ficciones propias. Un grupo de treintañeros que habían formado un grupo infantil de éxito en los 80 y ahora convertidos en juguetes rotos acaparaban el protagonismo de una serie protagonizada por Fernando Tejero, Kira Miró, Arturo Valls y Gorza Lasaosa. Una única temporada, y 8 capítulos marcaban el final de una serie que comenzaba con grandes datos de audiencia, pero que se desinflaba ante la nada existente tras su premisa.

9. El don de Alba: Queridos amigos, estamos ante la versión española de Entre Fantasmas y otro caos de los buenos. Alba Rivas tiene el don de ver, oír y sentir la presencia de almas que, poco a poco, han ido integrándose en su vida gracias a la ayuda de su abuela. La joven acaba de trasladarse a vivir a Bellavista para regentar un negocio de antigüedades con una buena amiga. Pero su vida da un giro cuando su abuela, de la que ha heredado ese don, le comunica que ha sido elegida para continuar la misión a la que ella se ha dedicado siempre: mostrar el camino de la luz a las almas en tránsito que mantienen deudas y asuntos pendientes con el mundo de los vivos.