Bolsamania

Las 12 peores superproducciones de la historia (Parte II)

8. R.I.P.D. Departamento de policía mortal: Que Ryan Reynolds mola mucho es un hecho, pero también que pasó bastantes años saltando de un batacazo en otro. En este caso, junto a Jeff Bridges se embarcó en un proyecto infame. Aunque Nick es un policía que acaba de morir asesinado, es reclutado para trabajar con Roy, un agente que murió hace cientos de años. Ambos forman parte del “Rest In Peace Department”, que se encarga de perseguir a los demonios que habitan en el mundo de los vivos y de mandarlos al infierno. A Nick le cuesta hacerse a la idea de su condición de muerto, y no acepta estar alejado de su esposa, a la que envía reiteradas señales para que perciba su presencia. Al menos, gracias a su empleo post mortem, el joven agente podrá trabajar en el caso de su propio asesinato. 

7. Catwoman: El drama absoluto. Uno de los grandes iconos de las viñetas de DC y una actriz tan sensacional como Halle Berry no fueron suficiente para evitar el descalabro. Patience Philips (Halle Berry) trabaja como diseñadora gráfica para una empresa de cosméticos, dirigida por el despótico George Hedare (Lambert Wilson) y su esposa, la supermodelo Laurel (Sharon Stone). Se entera por casualidad de un terrible secreto sobre un revolucionario producto de belleza que está a punto de ponerse a la venta y es eliminada por unos sicarios. Sin embargo, misteriosamente, vuelve a la vida con unas cualidades y una fuerza extraordinaria. Se convierte entonces en “Catwoman” y prepara su venganza con la ayuda de la enigmática Ophelia Powers (Frances Conroy). Pero su doble vida complica su relación con el apuesto detective Tom Lone (Benjamin Bratt). Nada funcionaba bien.

6. Pluto Nash: Han pasado casi dos décadas, pero la carrera de Eddie Murphy todavía está intentando reponerse. En el año 2087, el propietario de un club nocturno de la luna tendrá que luchar para mantener su local fuera de la garras de la mafia lunar. Después de 15 años intentando sacar a delante el proyecto, al terminar el rodaje de la cinta la productora decidía esperar para el estreno. Lo que tenían entre manos era demasiado malo. Cuando se animaron a estrenarla allá por 2002, el resultado fueron 7 millones de dólares recaudados en todo el mundo. Poco que añadir. Casi 100 millones de pérdidas.

5. Batman & Robin: Aquí llega uno de los títulos más ilustres de nuestra lista. Volviendo al cine de superhéroes, aquí está la película que hizo más daño al Hombre Murciélago que el mismísimo Joker. Joel Schumacher enloquecido, los bat-pezones… Historia viva del descalabro creativo. Los experimentos del doctor Victor Fries para conservar la vida de su esposa con técnicas criogénicas originaron un error fatal que lo convirtió en Míster Frío, un villano que necesita mantener su cuerpo a temperaturas glaciales y que intentará congelar a todos los habitantes de la ciudad de Gotham. Además, la tímida botánica Pamela Isley se transforma en el transcurso de un experimento en la terrible Hiedra Venenosa que querrá asesinar a todos los seres humanos para que las plantas recuperen su hegemonía sobre la Tierra. Batman y su compañero Robin deberán enfrentarse a ellos para hacer fracasar sus siniestros planes.