Bolsamania

Las 10 peores adaptaciones de videojuegos al cine (Parte I)

1

La relación cine-videojuego viene de largo. Desde que personajes como “Mario Bros” comenzaron a entrar de forma tan contundente en nuestra cultura popular, no es poco frecuente encontrase las más famosas aventuras del videojuego en la gran pantalla. La lástima es que se trata esta de una suerte en la que no es muy frecuente aceptar. Se podría decir que es común encontrarse adaptaciones poco afortunadas… ¡Bueno! Sin rodeos. Que la mayoría son una mierda del tamaño de un piano de cola. Sea como fuere, estas lista que os ofrecemos la componen una decena de cintas con el cuestionable honor de ser las 10 peores adaptaciones de videojuegos al cine.

10. Max Payne (2006): ¿Qué has matado a la mujer y al bebé de Mark Wahlberg? Uhhh, la que te va a caer… Si este señor frunce el ceño cuando está contento, imagínate enfadado. La oscura fotografía que propone el filme en su apartado visual debería haberlo sido un poquito más. De hecho, se habría agradecido que fuese todo absolutamente negro para no tener que sufrir tan soporífera historia o padecer momentos tan extremadamente horteras y desganados.

2

 

9. DOA: Dead or Alive (2006): Dead, por favor. La cinta del director de “Transporter”, Corey Yuen prometía leches como panes, pero la adaptación del juego de lucha ya empezó a olernos mal cuando nos enteramos de que Eric Roberts (el hermanísimo de Julia) sería el villano y vimos ese cartel más propio de una película porno. Desgraciadamente se limitó a mostrarnos a mocitas de buen ver, sudando y dándose leches. Hombre, visto así igual no estaba tan mal…

3

 

8. Tomb Raider (2001): La verdad es que Angelina Jolie estaba de muy buen ver dentro del traje de Lara Croft, pero ni eso logra salvar a una película que trata de ser Indiana Jones versión mujer atlética, pero se queda en atentado contra el entretenimiento. Al menos en esta primera entrega Lara Croft no le pega palizas a tiburones…

4

 

7. Doom (2005): ¿Os acordáis del mítico shooter en primera persona que tantas horas de diversión nos regaló? Pues si queréis mantener el recuerdo intacto, ni se os ocurra ver esta desastrosa película protagonizada por Dwayne “The Rock” Johnson y Karl Urban. Los demonios del videojuego se transforman aquí en una especie de infames alienígenas deformes a causa de un virus o alguna mierda parecida. Dan ganas de arrancarse los ojos a mitad de película…

5

 

6. Tekken (2010): Ojito a la joya esta, porque no tiene desperdicio. Pedazo de torneo “to guapo” que se montan ahí pa´ darse de hostiones. Encima me mola el “Tekken” porque tiene también sus rollos de amor y tal ahí con su madre. Yo me siento mogollón de identificado con el prota y eso ¿sabes? Me flipa.

6