Bolsamania

Las 10 películas de terror más cutres (Parte II)

40

 

– Zombeavers (Jordan Rubin, 2014): Tres chicas llegan a una cabaña junto a un río dispuestas a pasar un fin de semana genial, sin chicos ni preocupaciones. Sin embargo, no se van a poder librar de tener compañía… y no siempre humana. Los castores demuestran que la muerte no les sienta muy bien, ya que su versión zombi tiene muy mala leche.

35

 

– Jack Frost (Michael Cooney, 2009): ¿Os parecía buena idea la de reencarnarse en una galleta de jenjibre? Pues eso no es nada. En “Jack Frost” tenemos a un asesino en serie muerto, que opta por reencarnarse… ¡En un muñeco de nieve! Como es de esperar, el tipo no va a dejar pasar esta nueva oportunidad que le da la vida, reincorporándose a su trabajo de asesino malísimo.

36

– Ovejas asesinas (Jonathan King, 2006): En una remota granja de Nueva Zelanda un científico está realizando un irresponsable programa de ingeniería genética que intenta crear la “oveja perfecta”. Cuando un grupo de ineptos activistas medioambientales deja en libertad a un cordero mutante, miles de ovejas se convierten en depredadoras sedientos de sangre cuyo objetivo es acabar con la raza humana. Fiate de una oveja y no corras…

37

– Leprechaun: La noche del duende (Mark Jones, 1993): Dan O’Grady vuelve de Irlanda con una bolsa de oro y le explica a su mujer que se la ha robado a un duende. Ella no se lo cree, pero al abrir una de las maletas, sale de ella el duende y la tira por las escaleras. El duende es capaz de imitar las voces de otras personas, pero O’Grady tiene un trebol de cuatro hojas con el cual puede dominarlo y lo encierra en una caja en el sótano de la casa. Al cabo del tiempo otras personas sin querer desatan de su carcel al maldito duende ansioso de venganza y de recuperar su deseado oro. Tiene ya cinco entregas, entre las que destacamos “Leprechaun 4: En el espacio”. Está todo dicho…

38

– Mujeres Caníbales (Ivan Reitman, 1973): Una pareja queda atrapada en un pueblo donde solo hay un extraño restaurante. Obligados a pasar allí la noche, pronto descubren que allí pasan cosas muy, muy chungas. El menú que preparan las tres chicas que lo regentan queda de manifiesto en el título del filme. El director de “Cazafantasmas” debutaba en el cine con una película que, antes de mostrar alguna escena demasiado violenta, hace sonar una campana para que puedas apartar la vista. No es broma.

39

(Parte I)

2 comentarios