Bolsamania

Las 10 mejores películas españolas de la década (Parte 1)

Se va una de las décadas más gloriosas de la historia del cine español. Si la industria americana cada vez parece más perdida en su falta de originalidad, el cine patrio vive días de vino y rosas. Y es que resulta difícil quitarse la sensación de que cada década es la mejor del cine español. Hoy hemos querido acercarnos a las que hemos considerado las 10 mejores películas que hemos viso entre 2010 y 2019. Una lista realmente poderosa.

10. Petra (2018): Jaime Rosales en un alarde de audacia fuera de lo común gracias a un filme que resulta un auténtico bofetón en toda la cara. Petra no sabe quién es su padre, se lo han ocultado a lo largo de su vida. Tras la muerte de su madre inicia una búsqueda que le conduce a Jaume, un célebre artista plástico poderoso y despiadado. En su camino por conocer la verdad, Petra también entra en contacto con Lucas, hijo de Jaume, y Marisa, esposa de Jaume y madre de Lucas. A partir de ese momento, la historia de estos personajes se va entretejiendo en una espiral de maldad, secretos familiares y violencia que los lleva a todos al límite. El destino dará un giro a su lógica cruel abriendo un camino para la esperanza y la redención.

9. Enterrado (2010): Rodrigo Cortés es un tipo listo, hasta el punto de conseguir tenernos aferrado a la butaca durante más de hora y media con un tipo encerrado en un ataúd. Después de ser secuestrado, Paul Conroy (Ryan Reynolds), contratista civil en Irak, se despierta enterrado vivo en un viejo ataúd de madera, sin más recursos que un teléfono móvil y un mechero. El teléfono podría ser el único medio que lo salvara de esa mortal pesadilla, pero la precariedad de la cobertura y la escasa batería parecen obstáculos insuperables en su lucha contra el tiempo: sólo dispone de 90 minutos para ser rescatado antes de que se le agote el oxígeno. 

8. Loreak (2014): Decir que es hermosa es quedarse muy cortos. La vida de Ane da un giro cuando semanalmente comienza a recibir de forma anónima un ramo de flores en su casa. Por su parte las vidas de Lourdes y Tere también se ven afectadas por unas misteriosas flores. Un desconocido deposita cada semana un ramo en memoria de alguien que fue importante en sus vidas. Esta es la historia de tres mujeres, tres vidas alteradas por la mera presencia de unas flores. Flores que harán brotar en ellas sentimientos que parecían olvidados… Pero al fin y al cabo, no son más que flores.

7. Dolor y gloria (2019): Pedro Almodóvar recordándonos por qué es uno de los mejores directores de la historia de nuestro país y una figura a nivel mundial. Esta suerte de autobiografía narra una serie de reencuentros en la vida de Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso. Algunos de ellos físicos, y otros recordados, como su infancia en los años 60, cuando emigró con sus padres a Paterna, un pueblo de Valencia, en busca de prosperidad, así como el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los 80, el dolor de la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y palpitante, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine, y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando. “Dolor y Gloria” habla de la creación, de la dificultad de separarla de la propia vida y de las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de volver a escribir.

6. Lo que arde (2019): Oliver Laxe es el dios de las pequeñas cosas del cine español y esta una película que se clava en el corazón. Nadie espera a Amador cuando sale de la cárcel tras cumplir condena por haber provocado un incendio. Regresa a su casa, una aldea perdida de las montañas lucenses, donde volverá a convivir con su madre, Benedicta, su perra Luna y sus tres vacas. Sus vidas transcurren al ritmo sosegado de la naturaleza, hasta que todo cambia cuando un fuego violento arrasa la zona.