Bolsamania

Las 10 mejores películas de lo que va de año (Parte I)

 

Llega el anhelado mes de octubre o, lo que es lo mismo, se abre el periodo de que las películas que se van a repartir los premios de la temporada comiencen a asaltar las taquillas. Los buenos tiempos para los cinéfilos más puristas comienzan ahora, pero el botín cosechado hasta ahora no es nada despreciable. Estás son, para nosotros, las diez mejores películas de lo que va de año. ¿Con cuál te quedas?

 

10. Fuerza Mayor: Difícil tener más mala leche que la mostrada por la película Sueca. Una familia está comiendo en la terraza del restaurante de una estación de esquí alpina. Cuando una repentina avalancha se dirige hacia ellos, la mujer llama a su marido para que le ayude a salvar a sus hijos. El problema es que el tipo ha salido por patas. Comienza así la disección del macho alfa y su posición en la familia.

1

9. Lo que hacemos en las sombras: Desde Nueva Zelanda nos llegaba una de las películas más divertidas que hemos visto en mucho tiempo. Este falso documental sobre tres vampiros que comparten casa y que intentan adaptarse a los tiempos modernos es tan inteligente, como capaz de lograr que te revuelques de la risa.

2

 

8. The Babadook: Esto es mucho más de lo que parece. Escribiendo estas líneas y recordando la experiencia vivida con “The Babadook”, un escalofrío recorre la espalda del aquí firmante, con el efecto final de una palpable piel de gallina. Jennifer Kent nos arrastra a un juego que, durante gran parte del metraje solo parece merecer nuestro respeto por lo efectivo del desarrollo y lo inquietante de cada secuencia. Ilusos de nosotros. Lo que no podemos imaginar en ningún momento es que todo se está guisando a fuego lento. Que las piezas se van colocando poco a poco y con sutileza para construir uno de los más brillantes retratos del ser humano. Yo contra mí mismo y mis circunstancias. Eso es“The Babadook”.

The Babadook

 

7. Jurassic World: Cuando se dedica cerca de doscientos millones de dólares a una película, últimamente viene a ser sinónimo de excesos.“Jurassic World” es el ejemplo de que se puede tener alma mezclando a personajes, maquetas de dinosaurios y las últimas tecnologías. Ese Indominus Rex creado en los laboratorios del parque irrumpe como un soplo de aire fresco y se convierte en un auténtico robaplanos en una cinta que deja a los villanos habituales el papel de héroes. Si a esto le añadimos los constantes guiños a los fans de la primera entrega, el festín para los sentidos ya es completo. Un festín que disfrutarán los millones de niños que vayan a ver “Jurassic World” y que la convertirán en su “Jurassic Park”. Solo por eso, la labor de Colin Trevorrow ya merece la pena.

5

 

6. El año más violento: Para conseguir cortarte la respiración no son necesarios grandes efectos. Con tener a un buen tipo en apuros, la cosa está hecha. Si le damos una vuelta de tuerca al protagonista de “¡Qué bello es vivir!” y lo introducimos en un mundo tan plagado de criminales como el del transporte y venta de gasoleo del Nueva York de 1981, la cosa desemboca en lírica cinematográfica. Buena parte de la culpa la tienen los enormes Oscar Isaac y Jessica Chastain.

4