La triste historia escondida en algunos planos de “Shrek”

11

Pocas sagas de animación han resultado tan gratificantes como Shrek. La sensacional idea de darle un giro radical al mundo de los cuentos lograba conquistar a millones de espectadores con cuatro sensacionales películas protagonizadas por el ogro verde y por los innumerables secundarios de lujo que tantos buenos ratos nos hicieron pasar.

Muchas veces hemos visto cada una de las cintas de Shrek, pero nunca habíamos reparado en la triste sutileza que hoy os ofrecemos.

Seguramente algunos recordaréis a los tres osos que aparecen enjaulados en Shrek por obra de Lord Farquaad. Padres y cachorro tenían una primera aparición no demasiado relevante, como tampoco lo era la segunda. Entre los personajes de cuento desterrados, nos encontramos minutos después al padre con el pequeño en la ciénaga de Shrek. Lo que parece un plano inocente enlaza entonces con un momento francamente cruel. Nos vamos a los aposentos de Lord Farquaad para encontrarnos, en primer plano, con una alfombra de piel de oso que lleva en la cabeza el mismo lazo que vimos en la primera aparición de la familia.

1

Efectivamente, no hay que añadir mucho más. A modo de “easter-egg”, la película nos deja un momento de lo más trágico.

Responder