Bolsamania

La tremenda decepción de “Escuadrón Suicida”

59

La vida es cuestión de expectativas. Desde que llegase a las carteleras de todo el mundo “Escuadrón Suicida”, no nos hemos cansado de repetir lo mismo. Nos tenían realmente encandilados. Los responsables de la campaña promocional de “Escuadrón suicida” se ganaban nuestro amor eterno. Disparatada, divertida y con unos materiales promocionales absolutamente brillantes, la mezcla entre oscuridad y colores fluor se convertía en una ruptura estilística absoluta en lo referente al cine de superhéroes. Además de eso, lo puramente argumental nos seducía a lo grande. Era la película llamada a convertirse en el mayor éxito del año.

Mucho se había hablado de “Batman v Superman: El amanecer de la Justicia” o de “Capitán América: Civil War”. A priori, ambas películas debían ser las grandes triunfadoras del cine de superhéroes para el 2016. Tenían a los personajes más emblemáticos de DC y Marvel, pero una larga sombra comenzaba a irrumpir en el horizonte. Los villanos de “Escuadrón Suicida” se estaban convirtiendo en toda una sensación. El regreso del Joker había disparado las expectativas y esta especie de “12 del patíbulo” prometía marcar un antes y un después. Poco podíamos imaginar que terminaría por ser un filme tan irrelevante y pobre en su historia. Entretenido, pero poco más.

Por si eso no fuese suficiente, ahí no acaban las malas noticias. Todos los cálculos apuntaban a que sería la película más taquillera del año, con una cifra estimada de 1.300 millones de dólares. El problema es que la crítica masacraba el filme de David Ayer y el necesario boca-oreja entre el público nunca llegaba a producirse. Así las cosas, la cinta alcanzará con dificultades los 700 millones de dólares con un final de vida comercial bastante cercano. Evidentemente, se trata de una cifra nada despreciable, pero la vida es cuestión de expectativas…

8 comentarios