La película por la que Matthew Fox se retiró de la interpretación

No se puede decir que fuese nunca una estrella al uso. Muchos son los que se pasan buscando una oportunidad durante años y sin éxito. Otros, sin embargo, se encuentran con que el destino le reserva sorpresas interesantes mientras transitan por otro camino. Si no, que le pregunten a nuestro queridísimo Matthew Fox.

Su cabeza nunca pasó ser actor. Fox cursaba su Licenciatura en Económicas en la Universidad de Columbia, con un plan de vida bastante alejado del mundo artístico. Para poder pagar sus estudios, un joven Matthew Fox decidía trabajar como modelo, pero el mundo de la interpretación se cruzaría en su camino. A falta de pocos meses para terminar la carrera, decidí a darle un cambio radical a su vida. Era el comienzo del Fox actor.

Primero sería anuncios televisivos. Luego llegaría el turno de la serie Cinco en familia allá por 1994. Prácticamente lo único destacable en la década de los 90. Pero todo cambiaría en el año 2004 cuando era elegido para interpretar a Jack Shephard, el protagonista de la inolvidable Lost. La serie se convertía en el fenómeno que todos conocemos de sobra, disparando la popularidad de Matthew Fox. Comenzaría entonces una etapa plagada de éxitos.

Equipo Marshall, Speed Racer, En el punto de mira, Emperador, Guerra Mundial Z y la sensacional Bone Tomahawk. Precisamente esta última estrenada en 2015 se convertiría en su última aparición en la gran pantalla. La película por la que decidió apartarse de la interpretación, tal y como él mismo acaba de confesar.

“Tenía una lista de deseos y objetivos en mi carrera. Con Bone Tomahawk cumplí el último, que era hacer un western, aunque no sea uno demasiado usual. Sentí que la lista se completaba ahí. Además, nuestros hijos estaban en una edad en la que quería comprometerme de nuevo después de años centrado en mi carrera”, declaraba el actor a Variety. Así, el bueno de Matthew Fox explicaba una decisión que nunca habíamos entendido.

Responder