Bolsamania

La escena de “Django Desencadenado” en la que Leonardo DiCaprio se corta realmente la mano

Nuestro querido Leonardo DiCaprio es de esos tipos que viven la interpretación de una forma especial. Desde su más tierna infancia, el actor ha demostrado una pasión desmedida por una profesión a la que se entrega en cuerpo y alma. Es un grande y un profesional como la copa de un pino. Solo así pueden darse situaciones como la que se vivió en el rodaje de Django Desencadenado, el genial filme de Quentin Tarantino.

Tenía que golpear una copa. En una escena de la película, el infame personaje de Calvin Candie se encontraba a la mesa con nuestros protagonistas. La escena concreta de la copa se ponía fea cuando, inmediatamente después del golpe, la sangre empezaba a brotar de la mano de Leonardo DiCaprio. Sin embargo, justo cuando la toma estaba a punto de cortarse, se percataron de que el actor seguía interpretando como si nada.

La secuencia es más brutal de lo imaginado. DiCaprio pasaba su mano sangrante por el rostro de Kerry Washington, la actriz que interpretaba a la esclava. Nada más terminar la escena, el bueno de Leo necesitaba varios puntos de sutura, pero al menos había conseguido firmar un momentazo descomunal para Django Desencadenado.