Joyas olvidadas de los 80 a reivindicar (Parte I)

No deja de ser curioso como, más que una época de buen cine (que lo fue), la década de los 80 se ha convertido en todo un referente cultural y estético que ha logrado marcar a varias generaciones de creativos y espectadores (lo rubrica uno de ellos). De hecho, el romanticismo con que se observa aquella época crece día a día al mismo ritmo en que lo hace su número de adeptos. “Los Goonies”, “E.T”, “Cazafantasmas”, “Regreso al Futuro”… Resultan incontables las obras que hoy son idolatradas. El cine más puro, más limpio y más honesto que también tiene sus joyas olvidadas. Por eso, desde Alucine hemos decidido hacer nuestra particular lista de películas a reivindicar de los 80.

 

COBRA (1986): ¿Seis nominaciones a los Premios Razzie? ¿¡Es que hemos perdido la cabeza!? Seamos sensatos. Sylvester Stallone es un policía muy, muy duro. Se llama John “Cobra” Cobretti y está dispuesto a exterminar la plaga de criminales que asola la ciudad. En especial, su objetivo es acabar una secta de asesinos “mu locos” mientras protege a Ingrid, una joven testigo de las atrocidades de la banda. ¿No es suficiente con esto? Pues os diré que “Cobra” lleva unas Ray-Ban tremendas, un palillo en la boca, una chupa de cuero y Sly está más “torísimo” que nunca.

Psicópata. –“No te acerques tío. Tengo una bomba. Mataré a esta gente y haré volar el local”

John “Cobra” Cobretti.- “Adelante. Yo nunca compro aquí”

10

¿Hace falta decir más…?

 

 

Cortocircuito (1986): “Wall·e” tuvo a su predecesor de ojillos amorosos en el encantador robot protagonista de “Cortocircuito”. Diseñado en un principio como un robot con fines pacíficos, pronto el modelo más sofisticado empieza a ser visto como un perfecto diseño para la guerra. Durante su presentación, un rayo cae sobre el robot, convirtiéndole entonces en la versión “punto limpio” de E.T. Huyendo de la zona militar, el robot cruza sus pasos con los de una chica que, tomándolo por un extraterrestre decide llevárselo a su casa. Da comienzo así una historia tierna y divertida con los mejores elementos del cine de la década. Su nombre es Johnny 5 y no tiene el reconocimiento que debería, porque “Cortocircuito” es gloria.

11

 

 

Enemigo Mío (1985): Este caso concreto es un auténtico “expediente X”. Resulta incomprensible que la cinta de Wolfgang Petersen (así es, amigos. El director de “La Historia Interminable”) no sea hoy un clásico de la década. De no ser por gente que la va recomendando por callejones oscuros, esta historia interestelar con Dennis Quaid y un “lagartaco” alienígena se habría perdido como lágrimas en la lluvia. Ambos protagonistas son enemigos por instinto y libran su particular lucha en un planeta hostil. Sus correspondientes planetas (la Tierra y Dracon) mantienen una feroz guerra, pero todo cambiará cuando los dos se den cuenta de que ese absurdo conflicto puede acabar con ambas civilizaciones y con ellos mismos al verse aislados en medio de un extraño planeta. Magnífica historia de ciencia ficción y amistad con el sello inconfundible de la década. Ya estáis tardando en verla.

12

 

17 Comments

  1. Hector junio 8, 2016
  2. Hector septiembre 18, 2016
  3. Gerardo augusto carvajal garces septiembre 5, 2017
  4. Lora Stonden marzo 13, 2021
  5. Josh marzo 13, 2021
  6. Carlos marzo 18, 2021