Bolsamania

Jennifer Lawrence incendia Hollywood con este artículo

13

Lenny es un medio online feminista dirigido por Lena Dunham. Puede que hasta ahora no fuese demasiado relevante, pero el artículo que acaba de publicar en la plataforma Jennifer Lawrence se ha convertido en un bombazo. De hecho, el incendio provocado dentro de la industria de Hollywood amenaza con marcar un antes y un después dentro de las desigualdades salariales en función del género. “Siempre he buscado la manera adorable de dar mi opinión para no dejar de caer bien. ¡A la mierda con eso!”, comenzaba la actriz en una absoluta declaración de intenciones de lo que aparecería a continuación.

“Me resulta complicado hablar de mi experiencia como mujer trabajadora, porque sé que no es fácil identificarse con mis problemas. Cuando Sony sufrió el hackeo de sus servidores, y descubrí que yo cobraba menos que mis afortunados compañeros con polla, no me enfadé con Sony sino conmigo misma. Fallé como negociadora porque me rendí pronto. No quería seguir luchando por unos cuantos millones de dólares que, francamente, y gracias a dos franquicias, no necesito (ya os dije que no era fácil identificarse con esto, no me odiéis).

Pero si soy honesta conmigo misma, estaría mintiendo si no dijese que el deseo de agradar influyó en mi decisión de cerrar el trato sin una lucha real. No quería parecer una chica “difícil” o “mimada”. En ese momento me pareció la mejor decisión, hasta que descubrí que los hombres, cuando negocian, no se preocupan por parecer difíciles o mimados.

Hace unas semanas en el trabajo me dije que iba a expresar mi opinión de forma clara y sin gilipolleces. Sin agresividad, pero con rotundidad. El hombre con el que estaba trabajando (en realidad, él trabaja para mí) me soltó: “¡Eh, que aquí estamos todos en el mismo equipo!”, como si yo le hubiese dicho algo a gritos o de mala manera. Me sorprendió, porque nada de lo que le dije podía resultar un ataque personal, algo ofensivo o malo. Día a día escucho y veo hombres expresar su opinión exactamente del mismo modo, y sin embargo pudo dar la sensación de que yo había dicho algo hiriente.

Jeremy Renner, Christian Bale, y Bradley Cooper lucharon y lograron negociar contratos poderosos por sí mismos. En todo caso, estoy segura de que fueron elogiados por ser feroces y buenos estrategas, mientras yo estaba preocupada por no aparentar ser una mocosa y no conseguir mi parte justa. Esto podría no tener nada que ver con mi vagina, pero ví que no estaba completamente equivocada cuando otro correo electrónico filtrado de Sony reveló que un productor, en referencia a una compañera (Angelina Jolie)la definía tras una negociación como una niña mimada”.

El resultado no se ha hecho esperar. Decenas de actrices se han sumado a sus palabras en un movimiento sin precedentes que las redes sociales están potenciado a lo bestia.