Iba para leyenda del cine, pero nos dejó demasiado pronto. Dos años sin Philip Seymour Hoffman

6

Si muero de sobredosis salvaré diez vidas”. Estás palabras salían de la boca de Philip Seymour Hoffman en una conversación privada con el brillante guionista Aaron Sorkin (Oscar por “La Red Social”). Ambos estaban en terapia por su adicción a las drogas y ambos eran padres de niños pequeños. Lo que el actor quería decir era simplemente que muertes como las suyas causarían alarma social. La gente hablaría de las drogas y de su peligro. Seguramente alguien dejaría de consumir al verse reflejado en el hombre que acababa de morir y que no dejaría de salir en la prensa.

No le faltaba razón a Hoffman, pero resulta francamente triste el precio pagado. El 2 de febrero de 2014 se iba uno de esos actores llamados a escribir su nombre en letras de oro en la historia del cine. Philip Seymour Hoffman elevaba a la categoría de sublime a todos sus personajes. Ganador de un Oscar por “Capote” en 2005, el intérprete aspiraba a la estatuilla hasta en otras tres ocasiones durante los años siguientes. Todos sabían que el monstruo no había hecho más que despertar. A sus 46 años, lo mejor estaba todavía por llegar cuando nos veíamos obligados a despedirnos de él.

El gran Philip Seymour Hoffman nos dejó demasiado pronto, pero el talento nunca muere. Su talento es nuestro y está en esas decenas de papeles y películas que ni la heroína ni ninguna otra cosa podrán arrebatarnos. Que este video y recopilación de tus películas sirva como nuestro sentido homenaje. Echaremos de menos lo que eras y todo lo que habrías sido, querido Phlilip.