Bolsamania

Homenaje a Bud Spencer cuatro años después de su muerte

Puede que no fuese actor de Oscar o que sus películas nunca se llevasen la Palma de Oro en Cannes, pero lo cierto es que pocos intérpretes han sido tan queridos por el público como él. Bud Spencer nos decía adiós el 27 de junio de 2016, hace justo cuatro años. A sus 86 años, el legado que nos dejaba este entrañable gigantón de casi dos metros de altura y 140 kilos de peso era de valor incalculable. Tan capaz de hacernos reír en la gran pantalla, como de soltar una sonora carcajada en cada una de sus apariciones públicas, el mundo del cine no puede dejar de llorar por la pérdida de tan gran tipo.

En los años 50 un tipo llamado Carlo Pedrosoli despuntaba como nadador profesional con un aspecto bastante alejado del que le lanzó a la gloria cinematográfica. Ganador de incontables títulos, Spencer llegaba incluso a participar en las olimpiadas de Helsinki 1942 y Melbourne 1956. Por aquel entonces hacía su primera aparición en la gran pantalla en la mítica “Quo Vadis?”. Los 70 y los 80 verían su mayor esplendor junto a su compañero de correrías. La sociedad formada con su inseparable Terence Hill nos dejaba 19 películas inolvidables. Mientras tanto, todavía tenía tiempo para trabajar en múltiples proyectos. Su buena visión para los negocios le otorgaría unos plácidos últimos años de vida.

Para homenajear a una leyenda de tal calibre, hoy hemos querido traer una secuencia de “Dos Superpolicías” que nos ayudará a recordar las razones por las que Bud Spencer se ha ganado un hueco especial en nuestros corazones. Nadie repartía mamporros como él…

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.