Bolsamania

“Han Solo: Una historia de Star Wars” termina su vida comercial con estos desastrosos datos

Lo que mal empieza, mal acaba. Pese a partir con serias opciones de convertirse en uno de los estrenos más exitosos del año, Han solo: Una historia de Star Wars se ha pegado una leche monumental. La cinta pronto demostraba que estábamos ante el primer fracaso económico de la saga intergaláctica, lo que suponía una sorpresa para todos. De hecho, en Disney pasaban de frotarse las manos a calcular pérdidas millonarias.

Por un lado, 250 millones de dólares invertidos en la producción; por otro, 200 destinados a publicidad y distribución. 450 millones era lo que la compañía del ratón se gastaba en Han Solo: Una historia de Star Wars. Tras los primeros días, las esperanzas de Disney se dirigían a alcanzar los 400 millones de recaudación en todo el mundo, minimizando así las pérdidas. Sin embargo, la vida comercial del segundo spin-off intergaláctico se quedará por debajo de los 375.

Efectivamente, algo han hecho mal en Disney. Si no son capaces de detectar las verdaderas razones del fracaso (hay un único Han Solo llamado Harrison Ford y nunca conviene abusar de un producto), pronto nos encontraremos con nuevos patinazos intergalácticos.

3 comentarios