Bolsamania

El gran maestro del suspense moderno ha vuelto

Puede resultar uno de los mayores éxitos comerciales en mucho tiempo. No es que estemos ante una película que vaya a desbancar a Titanic o Avatar como una de las más taquilleras de la historia, pero su proporción-coste-recaudación resulta de esas que llenan de alegría a sus responsables. Efectivamente, hablamos de Múltiple.

Hace un par de días, M. Night Shyamalan era un director defenestrado. El público parecía haberle cogido ojeriza al autor de obras tan grandiosas como El Sexto Sentido. Una racha nefasta de varios años terminaba penalizándole en taquilla y menoscabando su crédito. Sin embargo, la libertad y la falta de presión le han sentado muy bien al director hindú. La Visita, una cinta de terror de bajo presupuesto le ayudaba a desatenazarse e iniciar un nuevo ascenso que luce más que nunca en Múltiple.

Con una vida comercial en plena ebullición, lo cierto es que Múltiple ya ha amasado más de 100 millones en la taquilla mundial. Incluso se habla de que podría rondar los 200 millones de dólares finales, lo que resulta asombroso si tenemos en cuenta que la inversión no iba más allá de los 9 millones de dólares. Grandes noticias para un director ávido de éxito.

A pesar de que Kevin (James McAvoy) le ha demostrado a su psiquiatra de confianza, la Dra. Fletcher (Betty Buckley), que posee 23 personalidades diferentes, aún queda una por emerger, decidida a dominar a todas las demás. Obligado a raptar a tres chicas adolescentes encabezadas por la decidida y observadora Casey (Anya Taylor-Joy), Kevin lucha por sobrevivir contra todas sus personalidades y la gente que le rodea, a medida que las paredes de sus compartimentos mentales se derrumban.