Geoffrey Rush, el enorme actor al que hundieron injustamente

Han sido tiempos difíciles. La oleada de acusaciones de abusos sexuales dentro del sector se llevaba por delante a muchas estrellas de forma más que justa, pero también a alguno que no debería. Hablamos del enorme Geoffrey Rush. Y es que el ganador del Oscar era demandado por una compañera de la obra El Rey Lear que, a finales de 2015, habría sufrido tocamientos inapropiados por parte del veterano intérprete.

Pese a que Geoffrey Rush no tardaba en declarar su rotunda inocencia, el actor decidía abandonar la Academia de Cine de Australia, lo que explicaba en un comunicado que se hacía público.

A pesar de defender su inocencia contra viento y marea, el daño a su reputación y el sentir la espalda de la industria le hería de muerte destruyendo. Geoffrey Rush no encaja el hecho de haberse visto apartado de la interpretación, su gran pasión.

Las sentencias han sido a su favor y lo cierto es que algunos medios que le acusaron de abusos sexuales han tenido que indemnizarle de forma millonaria. Sin embargo, el actor se encuentra recluido en su casa, sumido en una gran depresión. Y es que el estigma ha quedado y los proyectos no llaman a la puerta. Esperemos que todo pueda arreglarse.