Bolsamania

¿Fue realmente “Daredevil” un fracaso de taquilla?

El trecho entre lo que creemos y la realidad puede ser realmente amplio. Allá por el año 2003, uno de los superhéroes más famosos de las viñetas de Marvel aterrizaba en las salas de cine de todo el planeta. Daredevil hacía su puesta de largo con el rostro de Ben Affleck, convirtiéndose inmediatamente en una de las peores películas de la historia del género.

Hay que tener el juicio muy relajado para ser un enamorado de Daredevil. Evidentemente, el filme era todo lo contrario a una maravilla. Y esa puede ser la razón de que en nuestro imaginario Daredevil haya pasado a la historia como un descomunal fracaso económico cuando lo cierto es que la cinta incluso arrojó pequeños beneficios.

La inversión de la producción de Daredevil se iba hasta los 75 millones de dólares. A eso se le añadían otros 40 en distribución y publicidad. Un total de 115 millones frente a una recaudación mundial de 180. Cierto es que películas como Daredevil nacen con la intención de arrasar taquillas y que las expectativas quedaron lejos de cubrirse, pero la realidad es que, al menos, Fox no perdió ni un céntimo con la inversión.

Un comentario