Bolsamania

Estrellas de cine arruinadas

20

Cuando eres una de las grandes estrellas de la industria, parece que lo tienes todo hecho. Millones de dólares por cada película, grandes mansiones, coches de lujo… ¡Incluso islas! El problema es que a algunas de esas celebridades se les da de maravilla gastar asombrosas cantidades de dinero sin inmutarse. De hecho, son capaces de quemar “pasta” de formas que a ninguno se nos podría llegar a ocurrir. Atentos a los protagonistas de nuestras líneas, porque tienen el dudoso honor de formar parte de nuestras “estrellas de cine arruinadas“.

 

Lindsay Lohan: En cualquier lista de despropósitos, siempre hay un hueco para Lindsay. La actriz desaparecía progresivamente de la gran pantalla, pero sus gastos seguían siendo los mismos. Esto la llevaría a que hacienda congelase sus cuentas de forma indefinida. Solo un préstamo de 100.000 dólares de su amigo Charlie Sheen salvó a la actriz del desastre.

Lindsay Lohan Press Conference At Social Film Loft - 2014 Park City

Nicolas Cage: Curioso caso el de Nicolas. Teniendo en cuenta que a lo largo de su carrera ha ganado más de 150 millones de dólares, sorprende la ruina del actor. Lo que pasa es que si tenemos en cuenta que le gusta hacer cosas como construirse una tumba en forma de pirámide de 1 millón de dólares para ser enterrado, la cosa cobra sentido. Tuvo que vender todo su patrimonio para pagar los 14 millones de dólares que el gobierno le requería.

17

Brendan Fraser: Cuando eres una estrella que encadena éxito tras éxito, tu tren de vida se vuelve bastante elevado. Lo que pasa es que si dejas de trabajar, tienes que pagar los gastos de un puñado de mansiones y una manutención mensual a tus hijos de 75.000 dólares, tu cuenta corriente empieza a entrar en una profunda depresión de la que le es difícil salir.

18

Wesley Snipes: El pobre “Blade” se metió en un lío de épicas proporciones. En sus años dorados, Snipes se gano unos buenos pastizales como estrella del cine de acción, pero se desconoce el paradero de tantos millones de dólares. En 2006 se declaraba en bancarrota, pero el fisco le reclamaba la friolera de 12 millones de dólares. El actor trataba de sacar esa suma de alguna parte, pero finalmente acababa cumpliendo tres años de prisión.

66ème Festival de Venise (Mostra)