Bolsamania

Esta película podría ser la mayor ida de pinza en mucho tiempo

3

Muchos dicen que en el cine está ya todo inventado, pero la verdad es que, viendo películas como “Swiss Army Man”, la afirmación resulta fácilmente rebatible.

Estos días se está celebrando el Park City el ya célebre Festival de Sundance. Las películas independientes más interesantes del años se dan cita en la que es su casa. De ahí salen todos los años algunas de las cintas más interesantes del curso, siendo cita de referencia para cualquier cinéfilo que se precie. Lo que pasa es que, del lugar del que salieron obras del calibre de “Winter´s Bone” o “Whiplash”, también salen cintas de lo más extrañas. Si no, atentos.

Paul Dano, Daniel Radcliffe y Mary Elizabeth Winstead se plantan en el lugar con “Swiss Army Man”. Nombres como el de Dano suelen ser sinónimo de nivel en circuito de cine independiente. De hecho, nadie niega la idea de que podamos estar ante un gran filme. Lo que pasa es que lo que se va a encontrar el público podría ser lo más raruno que han visto por aquellos lares.

“Swiss Army Man” explora la amistad entre dos náufragos. Esto parece bastante normal hasta que añadimos el hecho de que uno de ellos está muerto. La cosa tampoco se ha vuelto una locura en este momento, pero resulta que el cadáver en cuestión hace gala de una portentosa y constante erección, además de regalar continuas flatulencias al tendido. Incluso se apunta a que tales flatulencias resultan el elemento central del filme.

Dicho esto, parece que podemos encontrarnos ante la mayor ida de pinza vista en la gran pantalla en bastante tiempo. La cosa está en que la línea que separa lo absurdo de lo brillante es bastante fina…