En esta emblemática película de terror se utilizaban esqueletos reales

Si os parecía que el acabado de la película era bastante real, hoy van a quedar claros los motivos . Los efectos especiales, el maquillaje… Todo confiere un aire brutal que se vuelve especialmente impactante en el cine de terror.

Puede que en algún filme os hayáis quedado de piedra ante lo visto en pantalla, pero es que puede que fuese más real de lo que podíais imaginar. Si no, que le pregunten a los responsables de Poltergeist. Efectivamente, una de las cintas más emblemáticas de la historia del cine de terror sigue poniéndonos los pelos de punta décadas después de su estreno. Igual es porque los esqueletos que aparecen en la cinta eran completamente reales.

Efectivamente, aquella escena en la que Diane cae en una piscina de barro de la que emergen esqueletos lo que aparecía en escena eran huesos humanos. Y es que los productores habían acudido a una empresa de suministros médicos para conseguir esqueletos reales. ¿La razón? Pues lejos de tratar de hacer la cinta más espeluznante, es que así salía más barato. Ver para creer.

Responder