Bolsamania

Emilia Clarke o el desastre de Daenerys en la gran pantalla

No terminan de salirle bien las cosas. Emilia Clarke se ha convertido en una de las actrices más cotizadas de los últimos tiempos. Desde su primera aparición en Juego de Tronos, la carrera de la actriz no ha hecho más que crecer. Todo el mundo ama a Daenerys Targaryen y la popularidad de la intérprete está disparada. De hecho, son muchos los grandes proyectos que apuestan por su rostro, lo que no está saliendo demasiado rentable.

Allá por el año 2015, el nombre de Emilia Clarke se convertía en el epicentro de Terminator: Génesis, la película que debía recuperar para la causa una saga más que emblemática. Sin embargo, la nueva Sarah Connor veía como ni la compañía de Arnold Schwarzenegger era suficiente para que la cinta terminase en desastre. Mala taquilla y pobre resultado creativo en un filme que parecía hundir a Terminator definitivamente.

Pese al traspiés, Disney decidía que Emilia Clarke era la compañera ideal para el joven Han Solo del segundo spin-off intergaláctico. ¿El resultado? el primer batacazo en taquilla de una película de la saga. Han Solo: Una historia de Star Wars acaba de pegársela a lo bestia, lo que parecía imposible.

Así las cosas, parece que eso de contratar a Emilia Clarke para sagas de éxito no resulta demasiado rentable. La actriz luce muchísimo más cuando se sube a proyectos más pequeños como Spike Island o Antes de ti, dos cintas más que interesantes. ¿Habrá más oportunidades para ella en superproducciones?

6 comentarios