El giro del destino que evitó que Michael J. Fox dejase la interpretación y llegase a “Regreso al Futuro”

1

Es curioso como el universo conspira para ordenar y desordenar vidas. Han pasado ya 35 años desde que Robert Zemeckis decidiese subir en el DeLorean a Marty Mcfly y ponerlo a viajar en el tiempo. “Regreso al Futuro” se convertía en uno de los mayores éxitos de la historia del cine, convirtiendo a Michael J. Fox en una auténtica estrella. El filme es uno de los más especiales para las legiones de fans que siguen enamorados de la sensacional obra, pero hay una persona para la que siempre será más especial que para nadie.

Michael J. Fox no atravesaba un buen momento. Allá por 1984, su carrera interpretativa no iba muy bien. Las pruebas para “Regreso al Futuro” le habían acercado al personaje, pero se había quedado a las puertas. Sabido es por todos que Eric Stoltz había sido la elección final.

Así las cosas, el bueno de Michael había tirado la toalla. Así lo relata en una entrevista para Entertainment Weekly: “Estaba pensando en trabajar con el pescado en el muelle o unirme al ejército, al igual que mi padre”.

Todas las esperanzas estaban perdidas. Entonces ocurrió lo que nadie podía imaginar. El teléfono del actor sonaba. Al otro lado, Steven Spielberg (productor de la cinta) le confirmaba que habían decidido prescindir de Stoltz por problemas creativos y que, si todavía lo quería, el papel de Marty McFly era suyo. “No podía creerlo. Un día estaba pensando en abandonar todo y, al siguiente, estaba trabajando con Steven Spielberg”. Todo un golpe de suerte por el que los fans de “Regreso al Futuro” estaremos siempre agradecidos.

No Responses