Bolsamania

El final de 2019 nos deja una de las grandes infamias del año

Parecía que la lista de desastres de 2019 había llegado a su final, pero las carteleras todavía han tenido tiempo para recibir uno de los filmes más malos de los últimos doce meses. Y es que Jugando con fuego, una película que parecía llamada a convertirse en un auténtico fenómeno de comedia, no podría ser más mala.

Cuando el superintendente de bomberos, Jake Carson (John Cena) y su equipo de élite de expertos bomberos (Keegan-Michael Key, John Leguizamo y Tyler Mane) acuden al rescate de tres hermanos (Brianna Hildebrand, Christian Convery y Finley Rose Slater) durante un incendio forestal, se dan cuenta rápidamente de que ninguna capacitación podría prepararlos para su trabajo más desafiante hasta el momento: ser niñeras. Incapaces de localizar a los padres de los niños, los bomberos tienen sus vidas, trabajos e incluso su cuartel de bomberos de cabeza y aprenden rápidamente que los niños, como los incendios, son salvajes e impredecibles.

Pese a que los más de 50 millones de dólares amasados por una cinta que costaba 30 (más otros 15 en distribución y publicidad) son una cifra decente, la realidad es que la película es un auténtico desastre. Con un 80% de valoraciones negativas en Rotten Tomatoes, la película lograba el honor de ser una de las peor valoradas del año. Buen patinazo el de Jugando con fuego.

Un comentario