El día que Clint Eastwood estuvo a punto de ser “Batman”

2

Batman es hoy uno de los superhéroes que más alegrías nos ha dado en la gran pantalla. Tras el debut de la mano de Tim Burton y el rescate de Christopher Nolan después de que Joel Schumacher casi acabase con él, el hombre murciélago se convertía en un icono del cine, más allá de las viñetas. Hoy, el Caballero Oscuro se enfrenta a una nueva fase de la mano de Ben Affleck, el actor encargado de meterse en su piel en “Batman v Superman: El amanecer de la Justicia”, “Escuadrón Suicida” o “La Liga de la Justicia” y que también se pondrá tras las cámaras para dirigir la película del personaje en solitario. Un gran momento que estuvo a punto de ser incluso más grande…

Tratad de imaginar la versión más oscura de Batman. Imaginadlo con unos andares imponentes, mirada penetrante y una voz que haría temblar al mismísimo Joker. Pues eso estuvo muy cerca de convertirse en realidad. Así lo explicaban los hermanos Hughes, directores de “El Libro de Eli”, en una entrevista para la MTV.

Según los directores, hace unos años se les planteó la posibilidad de adaptar la sensacional novela gráfica de Frank Miller, “The Dark Knight Returns”. La historia se centraría en un Batman ya jubilado que se ve obligado a enfundarse el traje de justiciero ante el terror sembrado por Harvey Dent. Casi podría hablarse de una especie de “Sin Perdón” en Gotham, ya que el actor elegido para protagonizar la cinta era el mismísimo Clint Eastwood.

El problema es que la cinta ofrecía una versión de Batman demasiado oscura y con aroma de final, lo que cerraba las puertas al inmediato regreso del personaje. Ante esta situación, Warner Bros. nos privaba de la que pudo ser una de las películas más legendarias de la historia.