Bolsamania

El descalabro en taquilla de “X-Men: Fénix Oscura” es mucho más grave de lo que se esperaba

Menuda leche se ha llevado. Lo de X-Men: Fénix Oscura ya se ha convertido en un auténtico drama y en la sentencia de muerte definitiva para la generación de mutantes. La decepción creativa de la película ha sido mayúscula, pero nada comparado con el caos que ha resultado su taquilla. Y es que las cifras que arroja la recaudación mundial del filme son más que preocupantes.

Tras un estreno bastante pobre, las previsiones apuntaban a que la película podría terminar perdiendo unos 50 millones de dólares, teniendo en cuenta la inversión total de 350 millones entre producción, distribución y publicidad. Sin embargo, la cosa parece que terminará mucho peor, ya que la caída de la cinta durante su segundo fin de semana ha sido realmente importante. A día de hoy X-Men: Fénix Oscura llega con problemas a los 200 millones de dólares. el problema es que parece que su vida comercial terminará mucho antes de lo esperado y por debajo de los 250 millones de dólares totales, lo que significaría unas pérdidas finales cercanas a los 100 millones de dólares. Caos absoluto.

¿De qué va X-Men: Fénix Oscura? Los X-Men se enfrentan a su enemigo más poderoso: uno de sus miembros, Jean Grey. Durante una misión de rescate en el espacio, Jean casi muere al ser alcanzada por una misteriosa fuerza cósmica. Cuando regresa a casa, esa radiación la ha hecho más poderosa, pero mucho más inestable. Mientras lucha con la entidad que habita en su interior, Jean desata sus poderes de formas que no puede controlar ni comprender. Jean cae en una espiral fuera de control haciendo daño a aquellos que más ama y empieza a destruir los lazos que mantienen unidos a los X-Men.