Bolsamania

El clásico de la semana: “Eva al desnudo”

Argumento: La joven Eva Harrington (Anne Baxter) acude cada noche al teatro para contemplar las actuaciones de la actriz Margo Channing (Bette Davis), a la que admira profundamente. El sueño de la vida de Eva se cumple cuando una de esas noches Karen Richards (Celeste Holm), mujer del famoso dramaturgo Lloyd Richards (Hugh Marlowe), observa la devoción de la joven y decide mediar para que pueda conocer a la estrella de los escenarios.

En el momento en que Eva entra en la vida de Margo, la actriz está pasando momentos duros en su vida ya que empieza a acusar el paso de los años y la imagen que le devuelve el espejo ya solo le produce dolor. La joven admiradora supone un soplo de aire fresco para Margo, a la que trata como si fuese una auténtica diosa. El hecho de que una joven tan hermosa sienta tal fascinación por ella, es la dosis de autoestima que necesita Margo, por lo que decide contratarla como secretaria. Lo que ocurre es que la apariencia cándida de Eva no es más que la careta de una mujer de ambición desmedida. Su único deseo es convertirse en la propia Margo, para lo que está dispuesta a seducir, halagar, traicionar y pisotear a quien haga falta. Los celos la consumen y empieza a maquinar para hacer desaparecer a Margo. Todo el mundo cae en el engaño de Eva, menos un inteligente crítico teatral, capaz de ver a “Eva al Desnudo”

eva2

¿Por qué tienes que verla?: “Eva al Desnudo” es la cinta cumbre de la obra de Joseph L. Mankiewicz. Cine dentro del cine ofrecido por un director tan poco prolífico (apenas veinte películas en su carrera eran una cifra ridícula para los directores del “sistema de estudios” de la época) como personal y brillante. Si el pulso con la cámara de Mankiewicz es ya historia del cine, su habilidad con la máquina de escribir es sencillamente legendaria. Capaz de mezclar drama y sátira como nadie, el director estadounidense levanta una trama en la que se busca desenmascarar a la Eva del título. Para ello, la fórmula narrativa se convierte en un festín para los sentidos al mezclar los puntos de vista y narración de tres personajes diferentes (Karen, Margo y Addison) con la articulación habilidosa de flashbacks. Una forma que no hace más que potenciar el fondo de la trama plagado de sentimientos humanos. Desde el amor, al odio, pasando por la nostalgia y la ambición.

eva3

Margo Channig: “Ajústense los cinturones. Esta noche vamos a tener tormenta”

La sutileza de la obra y la potenciación de la tensión llevaron a “Eva al Desnudo” al récord de nominaciones a los Oscar de una cinta con 14 candidaturas, de las que se llevó seis, incluidos el de mejor película y los dos para Mankiewicz (mejor director y mejor guión adaptado). Pese a no lograr estatuilla, el duelo Davis-Baxter pasará a la historia como uno de los más grandes que se recuerdan en una pantalla.

La secuencia: La primera aparición de Bette Davis en pantalla se convierte en lección magistral de interpretación y dirección de actores. Em la secuencia, Davis está sentada en una entrega de premios sujetando un cigarrillo y, sin decir una sola palabra, conocemos a Margo como si llevase a nuestro lado toda la vida. Su mirada, su gesto, su postura… Para ella cualquier tiempo pasado fue mejor. Ya no queda emoción en su vida. Está de vuelta de todo. Legendario plano medio para representar uno de los cien mejores minutos del cine.

Eva4