Bolsamania

El cine en España, en caída libre

2013030161sala_cine_subida_iva_superi

No corren buenos tiempos para la industria y el mercado del cine en España, y las previsiones tampoco son nada halagüeñas. Según el informe de la Confederación de Productores Españoles (FAPAE), hecho público a través de su presidente, Pedro Pérez, en el Festival de Cine de Málaga, el cine en España registra, por estas fechas, la mitad de espectadores y recaudación que el año pasado. Pérez insistió en que la situación en que se encuentra actualmente la industria del cine en nuestro país “es muy preocupante, y lo peor es que cada día que pasa es peor que el anterior”. En concreto, la bajada con respecto a esta misma fecha del año pasado se cifra en un 45% en número de espectadores y del 50% de la recaudación, teniendo en cuenta los datos registrados en abril de 2012. Concretamente, el fin de semana pasado ha sido “el de menos espectadores de la historia”. Asimismo, Pérez alertó que la actividad dentro del cine español, debido probablemente a la falta de apoyos, se ha visto reducida con respecto al año pasado, pues “en 2012 ya se habían estrenado 33 películas españolas, frente a las 24 que se llevan ahora”.

Tras este futuro panorama, el presidente de la FAPAE advierte que “los tres próximos meses van a ser decisivos para nuestro cine”. Una industria a la que la subida del IVA, entre otras medidas gubernamentales, ha puesto la puntilla. Los casos de Portugal y Letonia, anteriores al español, ya fueron premonitorios: tras subir su IVA cinematográfico del 6% al 13% y del 8% al 21%, respectivamente, vieron como sus mercados se contraían un 20%. Como sabemos, el Ministro Cristóbal Montoro subió en septiembre el IVA cultural del 8% al 21%, y, desde entonces, y a pesar de los taquillazos como Lo Imposible o Tadeo Jones, la industria del cine ha comenzado una espiral de caída que puede ser letal.

A pesar de que las salas de cine han optado por diversas estrategias para hacer paliar los efectos del ivazo, no han podido evitar la subida del precio de las entradas, fatal para el sector. En 2012, FACUA advertía que las entradas de cine en España subieron de 6,4€ de merdia a 6,7€. Tras la subida del IVA, el precio de una entrada supera los 8€ y, en Madrid, por ejemplo, se encuentra con una media de 8,8€ de lunes a viernes, para subir a más de 9€ los fines de semana.

¿Y quién puede gastarse casi 9€ en ir al cine cada fin de semana? Yo (estudiante y, por lo tanto, precario) desde luego que no. Y ni mucho menos familias enteras con niños. Recuerdo que gran parte de los fines de semana de mi infancia los pasé en la sala de cine de mi pueblo, con mi hermana y mis padres y mis primos. ¿Pueden hacer eso hoy las familias? ¿De quién es la culpa, de la industria del cine o del gobierno? Lo que está claro es que las grandes víctimas no son las grandes productoras, ni los directores ni los actores. Las víctimas son las salas de cine, cada vez más vacías, y todos aquellos amantes del cine para quienes nuestro gran placer se ha ido convirtiendo cada vez más en algo prohibitivo. Y luego nos llaman delincuentes por descargarnos una película…

5 comentarios