Bolsamania

Dustin Hoffman: 81 años de un grande

En los últimos años, Dustin Hoffman parece haber perdido la fe en una industria que ha dejado de mimar al talento. En 2012 debutaba tras las cámaras con la interesante El Cuarteto, algo que parece despertar más la ilusión de un actor que afirma estar deseando repetir como director. Tres cuartos de lo mismo ocurre con la pequeña pantalla, donde el bueno de Dustin se deja ver cada vez con más frecuencia.

En la actualidad la televisión es la mejor que he visto en mi vida, mientras que el cine es el peor que he visto en mis cincuenta años de carrera“. Con estas palabras, el enorme Dustin Hoffman sacudía un golpe sin compasión en el rostro de la industria cinematográfica a la que tanto ha aportado. El protagonista de Kramer contra Kramer, Rain Man, Todos los Hombres del Presidente o El Graduado sabe de lo que habla. La suya es una de las voces más cualificadas de la industria. Incontables papeles y películas inolvidables son buena prueba de ello.

Dustin Hoffman ha cumplido 81 años sin que nos diésemos cuenta. Cierto es que las arrugas de su rostro nos lanzan alguna indirecta al respecto, pero su mirada sigue siendo la del chico que debutaba hace exactamente 50 años con esa maravilla inolvidable titulada El Graduado. Mucho ha llovido desde entonces. Cinco décadas en las que Hoffman se ha llevado un par de Oscars de las siete nominaciones conseguidas. A ello le sumaba 6 Globos de Oro en 14 aspiraciones. Buen balance de premios que, sin embargo, resulta irrelevante ante la grandeza de este tipo.

Lo que realmente importa es que este señor se convierte en octogenario manteniendo su nivel interpretativo y, salvo alguna pequeña excepción, un infinito decoro a la hora de elegir los papeles. Dustin Hoffman no quiere ser de esos que empaña su carrera con unos últimos años deambulando entre filmes lamentables. Sabe lo que significa para todos nosotros y ha decidido mostrarnos el respeto que se tiene a si mismo. Muchas felicidades, maestro Dustin.