Bolsamania

Dos Rombos: “9 semanas y media”

9-semanas

Famosa estupidez con la que se identificaron los yuppies más cursis”. Son palabras del ínclito crítico Carlos Boyero. ¿Alguien recuerda de qué iba 9 semanas y media? ¿Cómo terminaba? Ni idea. Pero esta cinta marcó un hito en el cine erótico más asequible de la década de los 80. Buena parte del éxito de la película hay que atribuírselo, por supuesto, a su actriz protagonista. Kim Basinger tenía 33 años por aquel entonces. Aun no era una superestrella del celuloide. Su gran belleza y cuerpo escultural junto a su habilidad para interpretar a una mujer joven insegura permitieron que triunfara con su papel.

Y Mickey Rourke. El actor de 34 años tenía una carrera más solida que su partenaire. Había sido el actor principal de Manhattan Sur, participó en La ley de la calle y fue uno de los protagonistas de la interesante cinta juvenil Diner. Aprovechó su atractivo y su mirada misteriosa para enamorar a Kim y muchas aficionadas al cine.

De la realización se encargó Adrian Lyne, experto en películas con cierto contenido erótico como Atracción Fatal, Lolita o Infiel. Pero todo eso llegó tras el éxito de 9 semanas y media. Antes había facturado la popular Flashdance. No podemos decir que Lyne sea el mejor cineasta de la historia pero dio a 9 semanas y media un toque visual atractivo e intentó superar las deficiencias de un guión que convierte la segunda parte de la película en casi intrascendente.

Ese es el problema de esta cinta. Cuesta mucho recordar la trama o la evolución de los personajes. Pero lo que ha quedado en la retina de millones de cinéfilos en todo el mundo, son algunos de los encuentros sexuales de la pareja. Uno, casi de videoclip, bajo una lluvia torrencial en un callejón. Y, por supuesto, el striptease más famosos del cine. O uno de ellos. Con la música y voz Joe Cocker de fondo, Basinger se quitaba la ropa ante la atenta mirada de Rourke.

Tal ha sido el impacto de la escena que si escuchamos la canción de Cocker sentimos una necesidad de quitarnos alguna prenda… Es la canción oficial del striptease. No cabe duda. Más adelante llegó Full Monty para hacerle sombra, pero ya era otro estilo… 9 semanas y media no era una gran película, ni mucho menos, pero consiguió excitar a medio mundo. Y no solo a yuppies.