Bolsamania

Dirigió una película que fue un fracaso, se retiró y su filme es hoy uno de los más grandes del cine

10

Cualquiera que eche la vista atrás y pase su mirada sobre la historia del cine, descubrirá que las grandes películas siempre han sido realizadas por directores que, a día de hoy, gozan de un asombroso reconocimiento y respeto. Por eso, la historia que os ofrecemos hoy resulta tan sorprendente, como triste.

Hablar de Charles Laughton implica referirse a uno de los grandes de la interpretación y el teatro. Hasta tal punto llegaba el talento de este británico, que el mismísimo Billy Wilder llegó a catalogarlo como 2el más grande de todos los actores”. Pese a su difícil carácter, Laughton atesoraba un descomunal talento que le llevaría a protagonizar obras del calibre de “Rebelión a bordo” (Frank Lloyd), “Esta tierra es mía” (Jean Renoir), “Testigo de Cargo” (Billy Wilder) o “Espartaco” (Stanley Kubrick). Pero algo se le resistiría a un tipo capaz de cualquier cosa…

8

Charles Laughton decidió que podía ser un magnífico director. La idea de ponerse tras las cámaras le seducía y confiaba en su talento. Así las cosas, el británico decidía tirar de Robert Mitchum para protagonizar “La noche del cazador”. Para cualquiera de nosotros, el filme es una de esas cintas imprescindibles e inolvidables de la historia del cine. De hecho, pocas veces nos ha dado el séptimo arte una obra tan hipnótica y turbadora como el filme de 1955. El problema es que la recepción de la crítica fue más bien mala y el público le daría la espalda hasta convertir a “La noche del cazador” en un fracaso comercial rotundo.

A consecuencia de todas estas circunstancias Charles Laughton decidía que la dirección no era lo suyo, privándonos del que pudo haber sido uno de los grandes directores de la historia. Esa rotunda maravilla titulada “La noche del cazador” se convertía en la única herencia tras las cámaras de un tipo que decidía retirarse para no volver a dirigir jamás.

9

2 comentarios