Demonios con cara de ángel: 5 estrellas a las que ningún periodista se quiere acercar

 

Eso de que “las apariencias engañan” nunca tuvo tanto sentido. Las cinco estrellas que integran nuestra lista son amadas por el público y venden una imagen afable que dista mucho de la realidad. Todas ellas suelen protagonizar frecuentes incidentes en sus entrevistas que las convierten en un auténtico terror para los periodistas. Preparate para llevarte un buen puñado de sorpresas con nuestra lista de hoy:

Katherine Heigl: Lo de esta actriz se las trae… Ya no es solo su fama de desagradable en rodajes y que sea capaz de rechazar una nominación al Emmy por considerar malo su guión, sino que los periodistas han sido víctimas frecuentes del mal carácter de Heigl. Una de las grandes estrellas de la comedia oculta tras esa apariencia angelical a un auténtico dragón empeñado en devorar a compañeros de profesión y prensa.

26

Kristen Stewart: La protagonista de “Crepúsculo” no es que tenga mal o buen carácter. El problema de Stewart es que es como entrevistar a una pared. La cara de hastío que generalmente luce la joven no es ninguna pose. Son frecuentes los silencios y las respuestas con monosílabos en sus encuentros con la prensa. De hecho, la actriz ha manifestado en más de una ocasión que no sabe por qué tiene que hablar sobre interpretación.

27

Jesse Eisenberg: Un auténtico raruno. El extraño sentido del humor del actor, mezclado con cierta antipatía han hecho que Eisenberg protagonice un buen puñado de entrevistas auténticamente surrealistas. Calificar su humor como ácido se queda corto. Lo único seguro es que consigue incomodar fácilmente a cada uno de los periodistas que se sienta frente a él.

28

Harrison Ford: Es lo que tiene ser Indiana Jones o Han solo, que ya estás harto de promocionar películas y hacer entrevistas. De hecho, a sus 72 años Harrison Ford está hasta la coronilla también de que le pregunten siempre por ambos personajes, lo que provoca que rechace contestar a un elevado número de preguntas. Si a ello sumamos la cara y el tono de “acabemos cuanto antes” que el actor muestra siempre, lo normal es que cualquier periodista se lo piense dos veces antes de acercarse a nuestro querido Ford.

29

Quentin Tarantino: Esto es una lotería. Una entrevista con el inefable director puede convertirse en una auténtica fiesta o en un absoluto infierno. Incluso podríamos decir que lo más frecuente es que cualquier conversación o ronda de preguntas con Tarantino tenga ambos momentos. La palabra menos pensada en el momento menos sospechado puede convertir las risas del director de “Pulp Fiction” en auténtica ira.

France Lumiere Festival Tarantino