Bolsamania

¿De verdad tiene un Oscar? (Parte 1)

Así es. Por extraño que parezca, los nombres que recogeremos en esta sección han sido galardonados con el máximo honor que un trabajador de la industria del cine puede recibir. Desde Alucine nos haremos eco de actores, actrices, películas o directores que cuentan con un premio de la Academia en su palmarés a pesar de que sus cualidades interpretativas o cinematográficas probablemente dejan mucho que desear o, simplemente, porque nunca nos lo habríamos imaginado. En esta ocasión nos centraremos en las actrices premiadas que nunca debieron serlo.

 

  • Barbara Streisand: La gran Diva de la canción tiene en su casa un Oscar al que saca brillo cada mañana por la canción de “Ha nacido una estrella” (1976), pero además cuenta con un segundo galardón a mejor actriz por “Funny Girl” compartido con Katharine Hepburn en 1968.

act2

  • Louise Fletcher: La actriz de “Alguién voló sobre el nido del cuco” logro su estatuilla en 1976 gracias al arrastre de la película, que se hizo con los cinco premios principales. El principio y el final de una carrera con un papel simplemente aceptable que dejó sin su premio al gran mito del cine europeo Isabelle Adjani.

act3

  • Liza Minelli: Una gran voz y seductora capacidad de baile le dieron el Oscar a una mujer enormemente limitada interpretativamente. Maggie Smith o Liv Ullman podrían haberle dado unas buenas clases, pero probablemente no tendrían ganas tras ver como se llevaba la estatuilla en aquel 1972.act4
  • Cher: Otra diva de la canción premiada como mejor actriz. En este caso, lo realmente asombroso es que “Cher” y su “Hechizo de luna” (1987) dejasen sin estatuilla a Meryl Streep y a Glenn Glose (que todavía no ha logrado ninguno).

act5

  • Gwyneth Paltrow: El año 1998 será recordado como uno de los más infames de la historia de los Oscar. “Shakespeare in Love” venció frente a “Salvar al soldado Ryan” y Gwyneth Paltrow lo hizo frente a Cate Blanchett y Meryl Streep. Inexplicable.act6
  • Hilary Swank (el primero): Conviene apuntar antes de otra cosa, que el Oscar de Swank logrado en 2004 por “Million dollar Baby” es inapelable. No se puede decir lo mismo de la primera estatuilla lograda por la actriz en 1999 gracias a “Boy´s Don´t Cry”, una película menor y aceptable interpretación que dejó a dos velas a Annette Benning (“American Beauty”) y a Julianne Moore (“The end of the affair”), dos grandes actrices sin premio a día de hoy.act7
  • Reese Witherspoon: Sencillamente inexplicable. La Academia entendió que su pobre papel y su irrelevante interpretación en “Walk in the Line” era merecedor de premio. No así el de Charlize Theron, el de Felicity Huffman, el de Judi Dench o el de Keira Knightley, cualquiera de ellos más potente que el de Witherspoon. Seguro que había ocasiones mejores para tan excelsa actriz. No fue un gran 2005.act10
  • Sandra Bullock: Meryl Streep y Carey Mulligan todavía se están preguntando donde está su Oscar de 2009. No cuestionaremos aquí la capacidad de Bullock para la comedia, pero su premio por “The Blind Side” es un exceso con mayúsculas.

act9

 

20 comentarios