Bolsamania

¿De verdad NO tienen un Oscar?(Parte 2)

Si en la primera parte de este artículo nos centrábamos en los directores que nunca recibieron el máximo reconocimiento de la industria del cine pese a su grandeza, en esta ocasión ponemos nuestra mirada en los actores que nunca ganaron un Oscar o que, a día de hoy todavía siguen siendo obviados por la Academia. Así las cosas, aún nos dejamos una tercera parte con las actrices sin galardón.

Peter O´Toole: Mito viviente de la historia del cine, el protagonista de “Lawrence de Arabia” fallecía el pasado año mientras esperaba un golpe de cordura en la Academia. Nadie debería perder ochos Oscar, y mucho menos el grandísimo Peter O´Toole.

Kirk Douglas: Si resulta sangrante pensar en que el viejo Kirk jamás logro un Oscar, más doloroso y ofensivo es que sí se lo diesen al mediocre de su hijo. Tres nominaciones son el pobre balance del protagonista de “Espartaco” y “Senderos de Gloria”.

2

Albert Finney: Cinco veces candidato al Oscar, Finney se supera en cada nuevo papel desde su primera nominación allá por 1963 gracias a “Tom Jones”. No perdemos las esperanzas en que la Academia decida todavía premiar a este monstruo de la escena británica.

3
Robert Redford: El rubio más famoso de la historia del cine veía como, un año tras otro sus interpretaciones eran obviadas por la Academia. Una triste nominación por “El Golpe” y el resto de galas vistas por la televisión. El peso de la conciencia llevó a los académicos a premiar su dirección de forma injusta por la cinta “Gente Corriente” (1980).

 

4

Cary Grant: Caso especialmente doloroso, ya que Cary Grant fallecía en 1986 sin lograr la estatuilla. Uno de los grandes interpretes de la historia del cine veía como era nominado solo dos veces y ambas se iba de vacío. “Arsénico por compasión”, “Historias de Filadelfia”, “La fiera de mi niña” o “Atrapa a un ladrón” no fueron suficiente para que nuestro querido Cary lograse el Oscar.

5
Edward G. Robinson: Más de noventa películas, cincuenta años de carrera, “Perdición”, “Perversidad” o “Cayo Largo” en el currículum y nadie en Hollywood se dio cuenta de que el gran intérprete se hacia viejo. Alguien debería pagar por ello.

 

6

Montgomery Clift: Ni tan siquiera con la multipremiada “De aquí a la eternidad” pudo, uno de los grandes galanes del Siglo XX levantar su merecido Oscar. Cuatro nominaciones que se fueron al limbo una tras otra.

7

Otros grandes: Ni Fred Astaire, ni Christopher Lee, ni Glen Ford, ni Robert Taylor, ni Gene Kelly, ni el mismísimo Robert Mitchum levantaron jamás un Oscar. A ellos hay que añadir nuevamente el nombre de Charles Chaplin que destacaba tanto como director como intérprete.

Todavía hay tiempo para magníficos intérpretes que aún están en plena forma, pero que llevan años viendo como la Academia se olvida de ellos cuando hay que entregar el premio. Ni Leonardo DiCaprio, ni Johnny Deep, ni Joaquín Phoenix, ni Liam Neeson, ni Edward Norton, Ni Harrison Ford, ni Gary Oldman, ni Brad Pitt, ni Ed Harris han tenido todavía su noche. Esperemos que la Academia empiece a pagar sus deudas.

10 comentarios