Bolsamania

David Fincher y “20.000 leguas de viaje submarino”, una producción que promete

Si no fuera porque David Fincher está detrás de este proyecto de Disney, no apostaría un euro por él. Después del sonado desastre de “John Carter“, (uno de los mayores fracasos de inversión y taquilla de la historia del cine) la productora se dio unos meses para poner en orden sus cuentas y sopesar la viabilidad de un proyecto cuyo presupuesto se estima en unos 200 millones de dólares, en la línea del ya citado (y fracasado) “John Carter”. Hablamos de la adaptación cinematográfica de las aventuras del Capitán Nemo y las “20.000 leguas de viaje submarino”, que puede estar cerca de comenzar su producción.

20000_leagues_under_sea_poster_walt_disney
Cartel de la adaptación de 1954 protagonizada por Kirk Douglas

A pesar de esto, buena parte del futuro del proyecto depende de otro factor: la inminente llegada de “Oz. Un mundo de fantasía”, y cómo responde la crítica y el público ante esta historia de fantasía. Esta adaptación de la historia inmortal de Julio Verne, y que vendría a ser un remake de la que protagonizó Kirk Douglas en 1954, sería rodada en 3D y con un 70% de planos generados por ordenador, según contempla el propio David Fincher. Esta producción estaría llamada a ser, curisoamente, la “mayor superproducción rodada en Australia”, pues parece que el gobierno de este país le ha ofrecido a la productora rodar allí, con unos importantes beneficios fiscales.

Este proyecto, que, como vemos, aún se encuentra en fase casi embrionaria, no contará finalmente con Brad Pitt (que se especulaba como actor principal), amigo personal de David Fincher y protagonista de un buen número de sus películas. El propio director se encontraría buscando candidatos para interpretar al Capitán Nemo y al resto de su tripulación, aunque todo depende de que el proyecto obtenga luz verde por parte de Disney, hecho que, se supone, será solo cuestión de tiempo.

El proyecto no comenzaría a rodarse hasta el año que viene y su estreno se retrasaría hasta 2015. Debido a este supuesto retraso, probablemente aborde Fincher alguno de sus proyectos pendientes antes de embarcarse en el Nautilus por un viaje de 20.000 leguas bajo el mar. Aún está pendiente por saber si Fincher rodará la segunda parte de Millenium, que se cree muy posible una vez confirmado que no dirigirá ningún capítulo de la segunda temporada de “House of Cards”, la serie recién estrenada en la que ha producido y dirigido los dos primeros capítulos. El que un director de la talla de Fincher se ponga al frente de la “20.000 leguas de viaje submarino” de Disney garantiza, al menos, que no nos encontraremos con el enésimo “Piratas del Caribe” o el desastre de “John Carter”.